¿Qué ocurre con los futbolistas de renombre y las normas básicas de circulación? Según informa la Policía Municipal de Madrid, el pasado lunes Karim Benzemá, delantero del Real Madrid, fue detenido en un control rutinario… y no llevaba permiso de circulación. Como mandan las leyes, su vehículo fue inmovilizado.

No es la primera vez que un futbolista tiene problemas de este tipo. En su día el lateral Marcelo también fue cazado sin puntos en el carné… y el propio Benzemá fue pillado por un radar cuando circulaba a 216 km/h por la M-40 (limitada a más de la mitad de esa velocidad). Aunque, con la ley en la mano, le podrían imponer seis meses de prisión, el galo fue condenado a ocho meses sin carné y a pagar una multa de 18.000 euros por esa infracción. Más tarde, volvió a ser multado… también por no llevar carné.

Eso es lo más hiriente de la situación, que, dado su alto estatus económico, las sanciones se vuelvan casi ridículas para ellos. Una posible solución sería que las multas fuesen en base a los ingresos del infractor. Eso ya ocurre en países como Finlandia, donde se pueden ver multas de hasta 54.000 euros por excesos de velocidad mucho menores. Así, infringir las normas de circulación exigirían un esfuerzo proporcional a cualquier persona.

Benzema en un kart en un evento de Audi¿Qué podría ocurrirle ahora a Karim Benzemá? Presuntamente, el jugador no mostró nungún dosumento, francés o español, que acreditase que está capacitado para conducir un vehículo. Ha cometido un delito contra la seguridad vial, recogido en el artículo 384 del Código Penal y que estipla una condena de tres a seis meses de prisión, de 12 a 24 meses de multa o trabajos en beneficio a la comunidad de 31 a 90 días.

La pena se conocerá en un juicio rápido, que se celebrará en los próximos días en los juzgados de la Plaza de Castilla, en Madrid. Allí tendrá que acudir después de que le parasen en el distrito de Barajas, el lunes a las nueve de la mañana. Debido a la cercanía del aeropuerto, este tipo de controles son habituales en la zona… que está muy cerca de la Ciudad Deportiva de Valdebebas, donde entrena el Real Madrid. Hay quien asegura (también fuentes policiales) que la parada se debió a que hizo un giro indebido… habrá que estar atentos al juicio.

El acompañante de Benzema se hizo cargo del vehículo y de este modo pudieron continuar su trayecto, con la debida imputación por un delito contra la seguridad vial bajo el brazo. ¿Le hará esto recapacitar sobre su comprtamiento al volante? La pasión por los coches y la velocidad han llevado a Benzema a protagonizar varios incidentes más, aparte de los reseñados. En diciembre del 2009, a los pocos meses de fichar por el Real Madrid, el delanteró estrelló un Audi Q7 contra un árbol de la urbanización La Finca, donde vive. Pocos días después sufrió un accidente al volante de un Porche Carrera cuando se encontraba en Madagascar de vacaciones. En el 2011, mientras estaba de vacaciones en Ibiza, Benzema fue multado con 250 euros por conducción temeraria, tras realizar una carrera por el centro de la villa a los mandos de su Porche. ¿Incorregible?

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta