La primera bicicleta de hidrógeno ha sido creada en Francia. El hidrógeno genera electricidad y cuenta con 100 km de autonomía, al timepo que genera água como único residuo. La bicicleta Alpha, que así es como ha sido bautizada, es la primera bicicleta que funciona con hidrógeno. Sus creadores son ingenieros de la Empresa Pragma Industries en Bidart, cerca de Biarritz, al sudoeste de Francia.

 

Aunque tiene más autonomía que otras disponibles en el mercado, el objetivo de la empresa es seguir trabajando para mejorar su autonomía. Otra de las grandes ventajas es que solo tarda cinco minutos en cargarse, mucho menos que las bicicletas que tienen baterías de iones de litio. Además, las estaciones de carga funcionarán con energía eólica o solar, para reducir lo máximo posible el impacto en el medioambiente.

Pragma Inustries bicicleta hidrogeno 02

Pragma Inustries bicicleta hidrogeno 04
Pragma Inustries bicicleta hidrogeno 03

“Nuestra bicicleta es toda una primicia para el mundo. La batería de hidrógeno proporciona energía y el impacto ecológico es mínimo” segura Pierre Forté, el jefe de comunicación de Pragma. La compañía también ha anunciado que están estudiando nuevos modelos, pero estos se encuentran en fase de prototipo.

 

La electricidad que ya ha conseguido hacerse un hueco en otros sectores de la automoción como los coches, parece que ahora llega al de las bicicletas. Aunque es cierto que ya existían modelos de bicicletas eléctricas y algunas innovaciones que mejoraban su autonomía, la bicicleta Pragma podría revolucionar el sector. El objetivo de Pragma es comercializar 100 unidades durante el 2016, pero pretenden llegar a las 1.000 en 2017. El precio que se ha barajado es de 2.300 euros, no mucho más que otras bicicletas eléctricas que se pueden encontrar en el mercado.

El lugar escogido para presentar este invento de forma oficial es el Congreso de Sistemas Inteligentes de Transporte que se celebrará en Burdeos (Francia).

Vía: The Telegraph
Fuente: Pragma Industries

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta