La Star-up VirZoom crea una bicicleta estática adaptada al entorno de la realidad virtual para convertir el ejercicio en entretenimiento, incluye un accesorio poco corriente para pedalear: un casco de realidad virtual. Tiene casi el mismo aspecto que una bicicleta plegable convencional, salvo por los botones y mandos repartidos por el manillar.

 

Hoy en día el entusiasmo por las aplicaciones como por los juegos va en aumento. Por ello se emplea la realidad virtual, que según un estudio de la Universidad de Carolina del Norte (EE.UU.), las personas creían que aumentaba la intensidad del entrenamiento de realidad virtual y en consecuencia su motivación también aumentaba. De esta manera se incrementa la actividad física de todo aquel que hasta ahora no ha sentido la necesidad de hacer deporte. No hay tiempo para recrearse en el dolor del ejercicio.

El dispositivo rastrea la velocidad del pedaleo y lo traslada al juego donde se puede añadir más resistencia. La principal novedad es la conexión de la bicicleta con las famosas Oculus Rift de Facebook, que permiten montarse en un monoplaza de Fórmula 1. En el juego de conducción, el coche acelera más rápido cuando pedaleas más rápido, si el terreno por el que circula el coche es más irregular te verás obligado a pedalear aún más fuerte para no perder velocidad. Existen otros juegos, como el que te convierte en un Pegaso (cuanto más pedaleas, más alto vuelas).

bicicleta virtual 2

En principio, VirZoom será compatible con tres dispositivos de realidad virtual, el Oculus Rift, el Sony PlayStation VR y el HTC Vive. Los tres son capaces de rastrear los movimientos de la cabeza para traducirlos en un movimiento dentro del juego. La propia bicicleta rastrea la rapidez del pedaleo y puede añadir más resistencia basándose en el avatar elegido por el usuario.

Por ahora VirZoom está desarrollando sus primeros cinco juegos desde cero porque a su equipo le preocupa que los tipos de movimientos de los juegos existentes podrían hacer que los usuarios se mareen.

bicicleta virtual 1

El precios de este nuevo equipo no será barato. La bicicleta VirZoom costará unos 230 euros, pero los compradores también tendrán que comprar un casco de realidad virtual. El Vive y el Rift necesitarán conectarse a un potente ordenador de sobremesa, mientras que el PlayStation VR tendrá que hacerlo a una PlayStation 4 (mínimo 300 euros).

Por ahora, VirZoom solo tiene pensado vender su bicicleta a personas que quieran utilizarla en casa. De este modo es poco probable que los gimnasios puedan equipar el sistema debido a su alto coste y la falta de higiene al compartir un casco sudado. En un principio, la bicicleta de VirZoom saldrá a la venta a lo largo de 2016.

Fuente: Virzoom

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta