Son muchos los que piensan en comprar un coche de segunda mano financiado. No es ninguna locura, ya que los coches nuevos se deprecian bastante, por lo que pierdes dinero en cuanto sale del concesionario matriculado… siempre y cuando puedas permitírtelo. Un coche de segunda mano barato, por lo general, tiene demasiados kilómetros y también es posible que tenga vicios ocultos que no siempre puedan detectarse y .

Pongamos ejemplos. Imagina que eres uno de esos que sueñan con un coupé tracción trasera en el garaje, como por ejemplo el nuevo BMW M2 Coupé. Un coche fabuloso y con unas prestaciones de infarto gracias a su motor de seis cilindros en línea con 370 CV. Su precio elevado poría hacer que buscases un Serie 1 M Coupé, pero hace ya unos cuántos años que salió al mercado y puede que no encuentres algo poco rodado. ¿por qué no buscar un coche similar, como el BMW M235i, que como vimos en nuestra prueba, seminuevo y pagarlo poco a poco? Luego, pasado un tiempo, BMW Premium Selection te permite cambiarlo por otro modelo,  devolverlo… o quedártelo para convertirlo en un clásico tan fabuloso como este que te traemos hoy

Hablamos del BMW 3.0, un coche fascinante, con un diseño más agresivo y angular que el otro sedán de dos puertas coetáneo de la marca, el BMW 2002, que estuvo a la venta en 1968 a 1965. Ofrecido con una amplia variedad de motores, todos seis cilindros en línea pero con diferentes cubicajes, sin duda el más deseado por todos fue el BMW 3.0 CSL. Ofrecido de inicio con una cilindrada de 2.986 cc, luego creció a 3.003 cc, 3.153 cc… para acabar 3.498 cc, ya con el 3.5 CSL. Su potencia estaba entre los 180 y 206 CV.

BMW 3.0 CSL 1973 03

BMW 3.0 CSL 1973 08

Construido por los de Munich para tener una base de coche de competición, el BMW 3.0 CSL era más ligero que los CS 3.0 o CSI gracias a que empleaba una delgada carrocería de acero en la que algunos elementos, como el capó, las puertas o la tapa del maletero eran de aluminio. Para redondear la dieta, llegaron a suprimirse algunos acabados interiores y parte del aislamiento acústico. No es de extrañar que, con esta base triunfase en las carreras (acompañado de un prominente alerón, por lo que se ganó el apodo de batmobil). Ganó el Campeonato de Turismos europeo de 1973 a 1979 (se le escapó el título en 1974) y con Dieter Quester al volante, también su categoría en Le Mans en 1973.

Y sí, todo eso sin perder la elegancia y poder usarse a diario. De hecho, el BMW 3.0 CSL todavía es hoy recordado como uno de los coches más bellos de su época y muchos los consideran uno de los coches alemanes más atractivos de todos los tiempos, a la altura del Mercedes-Benz 300 SL.

BMW 3.0 CSL 1973 interior 2

El CSL 3.0 que ves en estas imágenes incluso se ha beneficiado de una serie de mejoras (y fácilmente reversibles) para que sea mucho más rápido y ser usado como gran turismo. El motor y la transmisión original de cuatro marchas ha sido apartadas (están guardadas en perfecto estado) para montar un 6 cilindros en línea más grande y potente procedente del 635 CSi. Se trata un bloque de 3.455 cc con 300 CV ligado a una transmisión manual ZF de cinco velocidades, que lidia mejor con las carreteras actuales. También se ha añadido aire acondicionado, para que los viajes más agradables si cabe.

Si el BMW 3.0 CSL ya es considerado por muchos como uno de los BMW más sorprendentes jamás fabricados, tanto por diseño como por disfrute de una conducción, ¿cuánto te imaginas que pudo costar este, subastado a finales del pasado mes de enero en Arizona? Pues nada menos que 126.500 dólares, una cifra que sin duda está a la altura de su leyenda y de las cuidadas mejoras recibidas.

Fuente: RM Sotheby’s.
Galería de fotos: de Patrick Ernzen, cortesía of RM Sotheby’s

Ver galeria (24 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta