El BMW Serie 5 2017 destaca, como pudimos comprobar en nuestra prueba contacto, por sus capacidades dinámicas dentro del segmento de las berlinas medias. En el arranque de su comercialización se ofrece con motores diésel y gasolina de 190 a 340 CV, pero al poco tiempo llegará el M550i xDrive, con sus 462 CV, y la versión más limpia, el BMW 530e iPerformance.

Poco tiene que ver con el Serie 5 Active Hybrid 2012, el primer híbrido de la gama. El BMW 530e es un híbrido enchufable y está realmente orientado a lograr consumos y emisiones muy bajas. Su sistema de propulsión es idéntico al que emplea el BMW 330e, un motor de cuatro cilindros 2.0 TwinPower Turbo de gasolina de 184 CV y otro eléctrico con 95 CV de potencia. Tiene un total de 252 CV y 420 Nm de par motor.

BMW 530e iPerformance 2017

La caja de cambios automática Steptronic de ocho relaciones es la encargada en enviar esta potencia al eje trasero. Ya sabemos que el BMW 530e es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 6,2 segundos (0,1 segundos más que el 330e) y su velocidad máxima alcanza  los 235 km/h.

Interesante resulta el hecho de poder alcanzar hasta 140 km/h en modo totalmente eléctrico. Cuenta para ello con unas baterías de iones de litio con bastante capacidad (9,2 kWh, por 7,6 kWh del 330e), que sirven para que cuente con 45 km de autonomía eléctrica. El consumo homologado (una cifra que no hay que tener en cuenta, el sistema beneficia mucho a vehículos con esta tecnología) se queda en  2,0 l/100 km y 46 g/km de emisiones de CO2.

Esta batería se ubica en la parte trasera, por lo que se reducirá la capacidad de maletero respecto a otras versiones de combustión (410 litros frente a 530 del convencional). Puede recargarse en menos de tres horas en un Wallbox (3,7 kW de capacidad de recarga) y en menos de cinco horas con un enchufe convencional.

BMW 530e iPerformance 2017

BMW 530e iPerformance 2017
BMW 530e iPerformance 2017

El quinto integrante de la familia BMW iPerformance, como el ya mencionado BMW 330e, BMW 225xe Active Tourer, BMW 740e y BMW X5 xDrive 40e, la versión estándar son algunos detalles azules en su parrilla frontal, el distintivo iPerformance y la toma de carga, situada en la aleta delantera izquierda.

El nuevo BMW 530e iPerformance dispone de los modos de conducción tradicionales proporcionados por el Driving Experience Control y tres adicionales:

  • AUTO eDRIVE: es el modo por defecto, y elige el propulsor más eficiente hasta 90 km/h.
  • MAX eDRIVE: modo 100% eléctrico, hasta 140 km/h. Si se pisa el acelerador a fondo, el motor de combustión asistirá al eléctrico para entregar más potencia puntualmente.
  • BATTERY CONTROL: permite ajustar manualmente el nivel de carga de la batería para reservarla (entre 30% y 100%), para emplearla posteriormente.

Este BMW 530e contará con la aplicación My BMW Remote App (disponible para dispositivos Android y Apple), que revela en cualquier momento el estado de carga de la batería, la autonomía restante y el tiempo de carga necesario para llegar al 100%. Su precio es de 60.500 euros, por lo que suponen un sobrecoste de 4.100 euros respecto al 530i de idéntica potencia. Es más económico que el Mercedes E350 e, la versión híbrida enchufable del Clase E 2016.

se conocerá a medida que se aproxime su lanzamiento en marzo de 2017, pero si un BMW 330e cuesta 5.355 euros más que un BMW 320i automático, la diferencia debería ser similar.

Fuente: BMW
Galería de fotos:

Ver galeria (36 fotos)

[NOTA: Artículo publicado originalmente el 05/11/2016, actualizado con precios, imágenes y más información técnica]

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta