El BMW i3 es el coche eléctrico por excelencia de la marca de Munich, con permiso del deportivo BMW i8. Hace tiempo tuvimos la oportunidad de probar este pequeño de cero emisiones y más recientemente en los BMW Innovation Days. Y ahora la última noticia que nos llega del i3 es que ha sido llamado a revisión por una posible fuga de combustible. ¿Y cómo es eso posible si un eléctrico no consume ni una gota de gasolina?, estarás pensando.

Pues en realidad los BMW i3 llamados a revisión en Estados Unidos no son los 100% eléctricos, sino los BMW i3 REX. La marca alemana daba la opción de montar en esta versión un extensor de autonomía, un pequeño motor de gasolina que no sirve para mover las ruedas, solamente para generar electricidad. De esta forma el vehículo se convierte en un híbrido enchufable, prácticamente llegando a duplicar la autonomía total.

Esta opción ha sido montada por la mayoría de clientes que lo adquirieron en Estados Unidos. La National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA) calcula que de los 25.123 unidades de BMW i3 que se vendieron, 19.130 unidades serían i3 REX. El problema sería que el sistema de ventilación del depósito podría entrar en contacto con el cable de la batería y esto es lo que causaría la fuga de combustible.

De momento no se ha reportado ningún caso en el que haya sucedido esta incidencia, pero aún así las unidades afectadas tendrán que ser reparadas. Mientras que más de tres cuartas partes de los clientes del pequeño eléctrico de BMW tendrán que revisar sus vehículos, todavía no se sabe si esto también afectará a Europa o será algo que afecta exclusivamente a Estados Unidos.

Fuente – Carscoops

1 COMENTARIO

Deja una respuesta