El BMW M1 es uno de esos mitos de la automoción, que pasó a la historia en la década de los 80. Todo empezó con el acuerdo BMW-Lamborghini para fabricar conjuntamente un coche destinado a la competición. Los italianos llevaron a cabo el diseño del chasis, un espectacular trabajo de Giorgetto Giugiaro.

Al poco tiempo de poner en marcha la fabricación del BMW M1, el fabricante alemán se hizo con el control del proyecto, al ver que Lamborghini no podía cumplir en las fechas planeadas. BMW añadió su la particular precisión y metodología estricta a los elementos que configuraban el deportivo.

BMW M1 1980 03

El proceso duró desde 1978 hasta 1981 y se fabricaron tan solo 453 unidades, incluyendo las 20 unidades de la edición Procar para competición. La fabricación, que pasaba por varias plantas y localizaciones, no tenía nada que ver con los otros modelos de la casa que contaban con una planificación y desarrollo en masa lo que convertía al BMW M1 en una rareza, más allá de su peculiar configuración dentro de la marca.

Los ingenieros de BMW desarrollaron su primer modelo de calle que disponía de un motor central trasero gasolina de 3,5 litros con seis cilindros en línea. El BMW M1 contaba con 273 CV de potencia, alcanzaba una velocidad máxima de 260 km/h y era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 6 segundos.

En el modelo de competición, este motor estaba turboalimentado y llegaba a rendir 850 CV de potencia. Siempre estuvo pensado por y para el mundo de las carreras, que le llevarían a la fama. El coche de competición se puso a la venta para los equipos de competición interesados.

BMW M1 1980 17

Ver galeria (21 fotos)

Pero el BMW M1 fue más que un deportivo que competía. Su aura iba más allá. El coche alcanzó fama mundial e incluso Andy Warhol llegó a pintar en 1979 sobre un BMW M1 que luego participaría en las 24 horas de Le Mans. En 1981, debido a los cambios en la normativa, el BMW M1 ya no pudo tomar la salida al no cumplir con las homologaciones y no se dio más continuidad ni al modelo de calle ni al de competición.

En 2009, aprovechando que se cumplía el 30 aniversario del BMW M1, la compañía alemana fabricó una edición especial. Se trató del M1 Hommage Concept, que combinaba estilo retro y moderno a modo de homenaje. En 2014, los medios se hicieron eco de un posible retorno del BMW M1, ahora cargado de tecnología y mucho más limpio. Llegaba el actual BMW i8.

BMW M1 1980 11

El BMW M1 que ves en estas imágenes, que nos ha dado pie a recordar a este magnífico modelo, se subasta el próximo día 14 de agosto. Se trata de una edición de 1980 en color rojo original y la casa de subasta Bonhams nos cuenta que apenas cuenta con 19.000 kilómetros en su odómetro, interiores originales, sin modificación alguna y ha tenido un excelente mantenimiento. El precio de salida estimado para la subasta es entre 410.000 € y 500.000 €… pero es posible que lo supere sin problema.

Fuente: Bonhams

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta