Hacer la compra del mes desde casa, renovar tu armario con solo unos clicks o comprobar si los recibos del mes se han cargado en nuestra cuenta son operaciones que hace unos años nos parecían irrealizables por Internet y ahora son parte de nuestro día a día. Comprar un coche por Internet, sin acudir a un concesionario, era uno de los últimos sectores que faltaban en ar el gran salto al mundo virtual. BMW intenta resolver esta situación y se ha lanzando a la venta online en Reino Unido con el apoyo del 95% de los concesionarios británicos.

Este nuevo sistema ha sido bautizado como Retail Online y permite a los compradores adquirir su vehículo en tan solo diez minutos. Con esta aplicación podrán comprar su vehículo, elegir los detalles, solicitar una prueba para testarlo y elegir la forma de pago, que incluye la financiación.

Venta online BMW

En cada uno de los pasos, el usuario contará con un servicio de ayuda online que le permitirá comprender en que consisten cada uno de los pasos que tiene quedar hasta finalizar el proceso de compra, al tiempo que responde a dudas particulares que pueden surgir durante los trámites. También podrán saber cual es el tiempo estimado de entrega y si les parece excesivo, el sistema les ofrecerá otras alternativas para poder reducirla. El director general de marketing y ventas de BMW, Ian Robertson, asegura que este sistema hace más sencillo, más confortable y más transparente el proceso de adquisición de un coche. “La digitalización en los últimos 5 años ha sido muchisimo máyor que en los últimos cien y esto ha afectado no solo a nuestra manera de fabricar coches, sino también a nuestra forma de venderlos” asegura Robertson.

Esta novedad ha sido recibida en el sector del automóvil con gran escepticismo. Ian Fletcher, analista del automóvil en IHS GLobal Insight, asegura que la gran mayoría de los consumidores seguirán queriendo ver en persona el vehículo y probarlo antes de comprarlo. Parece claro que todas las marcas que se lancen en esta nueva aventura tendrán que ganarse la confianza de sus clientes, para demostrar la fiabilidad de su nuevo proyecto. Aunque no debemos olvidar que esta es la forma de compra del futuro (si bien los concesionarios no desaparecerán a corto plazo) y cuanto antes se adapten las marcas a esta realidad, será el consumidor el que gane.

 

Fuente: Autoexpress

 

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta