Desde Alemania nos llega la noticia un nuevo lanzamiento de un paquete M Performance para el BMW Serie 2 Cabrio. Como en otras ocasiones, se trata de un pack de equipamiento que incluye mejoras, tanto estéticas como mecánicas, que ofrecen un toque deportivo, elegante y llamativo a los coches de la marca. En este caso, como analizamos a continuación, se producen cambios en el descapotable a todos los niveles.

Elegancia combinada con la más pura deportividad

BMW Serie 2 Cabrio M Perfomance 2015 (5)Siempre que analizamos las mejoras de los paquetes M no sabemos por donde empezar, pues transforman por completo los vehículos, aportando deportividad sin caer en el error del exceso. En la parte frontal de este BMW Serie 2 Cabrio la doble parrilla delantera elimina el cromado de los embellecedores, ya que con el negro se percibe más deportivo. Su paragolpes, más afilado que en el modelo convencional, nos transmite claramente el concepto de M Performance.

BMW Serie 2 Cabrio M Perfomance 2015 (7)En la parte lateral observamos cómo se ha incluido en las estriberas la denominación del kit, grabado sobre una pieza de carbono que, aparte de restar algo de peso al descapotable, le incluye un aire más deportivo que siempre le otorga cualquier pieza de carbono. Además, para ganar anchura global, se han instalado unas llantas de aleación ligera de 19 pulgadas, que se pueden elegir entre un tono bicolor (negro opaco) o con una variante pulida.

BMW Serie 2 Cabrio M Perfomance 2015 (6)Finalmente, en la parte trasera, localizamos el clásico difusor que se incorpora en todas estas versiones, así como un silenciador de acero inoxidable con embellecedores cromados. Eso sí, si queremos ir un poco más allá, nos dan la opción de eliminar el cromado e incorporar un forro de fibra de carbono, algo que sumaría puntos en el apartado estético.

Interior racing con carbono de alta calidad

BMW MPP F22Al igual que las modificaciones exteriores, una vez que nos sentamos en este descapotable podemos apreciar que también se ha trabajado el interior con el paquete M Performance. Destaca el volante de piel alcántara, para proporcionar un agarre óptimo en cualquier situación. Toda la zona de la palanca de cambios y freno de mano incorpora piezas de carbono, así como algún embellecedor por el salpicadero.

Mecánica potenciada con el BMW M Performance Power Kit

Por último, queda mencionar la parte mecánica que ha sido mejorada ligeramente. Si hablamos del BMW 220d Cabrio, sus 190 CV de potencia aumentan en esta versión M hasta los 204 CV. Además, consigue rebajar 0,3 segundos su aceleración de 0 a 100 km/h. Todo ello ha sido conseguido gracias a la incorporación de un intercooler, que proporciona más aire fresco al motor, así como diversas mejoras en la gestión de la centralita. Y todo ello manteniendo un consumo a raya, pues anuncia 4,7 l/100 km. Parece que BMW ha conseguido casar deportividad y eficiencia.

Por lo que podemos concluir que las mejoras buscan la eficiencia. Eso sí, seguro que la incorporación de un diferencial de deslizamiento limitado ayuda a reducir esta cifra, ya que propicia el buen agarre de los neumáticos.

En resumen, los kits de BMW M Performance dotan a sus vehículos de una deportividad digna de mención y, por supuesto, aparte de mantener el vehículo en su línea original, se busca la eficiencia en sus desarrollos mecánicos.

Fuente: BMW
Galería de fotos

Ver galeria (12 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta