Después de un goteo de adelantos (entre los que se incluyeron múltiples datos sobre la tecnología que incluye), ya es oficial la sexta generación del BMW Serie 7. El objetivo es el mismo de siempre, lograr un coche que demuestre hasta dónde llega la excelencia de la marca, una berlina de representación con acabados de lujo, que intenta acercarse de nuevo al auténtico referente del segmento, el Mercedes Clase S.

Se han volcado en numerosos aspectos para conseguirlo. Una renovada gama de motores, que incluyen un híbrido enchufable, nuevas tecnologías de construcción ligera, modernos asistentes de conducción y acabados, a juzgar por las imágenes, de auténtico lujo. El coche será presentado en “casa”, durante el Salón de Frankfurt y su llegada al mercado está prevista para el mes de octubre.

BMW Serie 7 2015 - 750Li xDrive M Sport Package 13

Hay una evolución estética bastante notable, aunque los profanos continuarán viendo ante sí la típica berlina grande. Y sí, lo es. Puede elegirse entre dos variantes, la normal de 5,1 metros de largo y otra con la batalla larga, que alcanza los 5,24 metros, de los que 3,21 metros corresponden a la distancia entre ejes, 14 centímetros mayor que en la generación actual (lanzada en 2008 y que fue renovada en 2012).

BMW Serie 7 2015 - 750Li xDrive 13

Respecto al modelo que se vende hasta ahora, observamos que en el frontal los carqacterísticos riñones de la marca crecen a lo alto, una tendendia que estamos viendo en los últimos lanzamientos, como el reciente X1 2015, sin ir más lejos. Ganan mucha importancia en esa zona y están flanqueados por los nuevos faros, más agresivos que antes y que ahora cuentan con tecnología LED, aunque pueden ser láser como en el BMW i8 de forma opcional). Las tomas de aire en la parte baja consiguen que el coche parezca más ancho y bajo cuando lo vemos de frente.

BMW Serie 7 2015 750Li xDrive with Design Pure Excellence 2

La vista lateral es la más clásica, sin adornos innecesarios más allá de la línea de expresión que une visualmente las ópticas delanteras y traseras, a la altura de las manillas de las puertas. El aplique cromado de la parte baja consigue dar la sensación de que el coche levita y está ligado con el marco del mismo material que enmarca las ventanillas. Las llantas que monta son de serie de 19 y 20 pulgadas, si bien puede montar hasta de 21. Y, por supuesto, habrá un paquete M que le confiere una apariencia mucho más deportiva. Quienes busquen lujo cuentan con la versión Pure Excellence.

BMW Serie 7 2015 interior 01

El habitáculo conserva los rasgos de identidad de la marca. A falta de poder tocarlo, los materiales parecen de primera calidad (habiendo subido al BMW X6 2015, su equivalente SUV, podríamos asegurarlo). No faltan elementos de aluminio o madera y la tapicería de serie, en cuero Dakota, puede elegirse en cinco tonalidades.

BMW Serie 7 2015 interior 12

Dentro de las novedades, destaca el Executive Lounge, un acabado pensado para los que viajan en la parte trasera, disponible únicamente para la versión de batalla larga y que nos recordó ligeramente a esta apuesta de Volvo. Incluye asientos traseros comfort (regulación eléctrica, función masaje, reclinación hasta 42,5 grados…) y climatizador de cuatro zonas. Puede sumarse un techo panorámico Sky Lounge, iluminación ambiente o hasta una tableta Touch Command desde la que se controlan algunos sistemas del vehículo o se puede acceder a Internet. Es destacable también la consola específica Lounge, con mesita abatible, portabebidas…

BMW Serie 7 2016 tecnologia 15

Tecnológicamente, hemos de destacar algo que ya conocíamos, contará con pantallas táctiles… que se podrán controlar sin tocarse, solamente mediante gestos. La pantalla gestual iDrive Touch es capaz de reconocer los dedos y los movimientos que el usuario configure para acciones como descolgar una llamada, subir el volumen, cambiar de canción, buscar una dirección en el navegador…Hay  pantalla más pequeña y sencilla.

Motores del BMW Serie 7 2015

BMW Serie 7 2015 - 750Li xDrive M Sport Package 01

El BMW Serie 7 2015 llegará con una gama de tres motores de combustión y un versión híbrida enchufable.

Modelo Combustible Cilindrada Cilindros Potencia Par
740i Gasolina 2.998 cc 6L 326 CV 450 Nm
750i xDrive Gasolina 4.395 cc V8 450 CV 650 Nm
730d Diésel 2.993 cc 6L 265 CV 620 Nm
740e Híbrido 1.997 cc 4 326 CV (258+ 95) 650 Nm

 

Los consumos homologados bajan mucho respecto a la generación anterior. El diésel, por ejemplo, hasta un 20% menos, quedándose en 4,5 l/100 km, convirtiéndose en referente absoluto de consumo del segmento… si no tenemos en cuenta versiones híbridas enchufables.

En este caso, el BMW 740e anuncia 2,1 l/100 km (con las peculiariedades de homologación las de esta tecnología). Nos ha llamado la atención que BMW emplee un motor de cuatro cilindros, algo inaudito en este segmento. Con 258 CV, le apoya otro eléctrico de 95 CV, que se alimenta de una batería de iones de litio ubicada bajo los asientos traseros (el maletero pasa de 515 a 420 litros). Puede circular 40 km en modo eléctrico y alcanzar 120 km/h.

BMW Serie 7 2015 740Le   10

Estas mecánicas se asocian a un cambio automático de ocho relaciones, con función de circulación por inercia para reducir consumos. Puede elegirse otro cambio, idéntico pero más rápido que incluye la función Launch Control. Salvo el gasolina menos potente, todos pueden equipar la tracción total de BMW xDrive (de serie en el más potente). Ahora esta tracción interal se puede combinar con la dirección a las ruedas traseras, que mejora el paso por curva. También ayudará en marcha su suspensión de muelles neumáticos, capaz de elevar la carrocería 20 mm a menos de de 35 km/h o bajarla 10 mm a altas velocidades.

Pero, sin duda, lo más novedoso del nuevo BMW Serie 7 2015 es su construcción ligera, el Carbon Core, que emplea plástico reforzado con fibra de carbono, aluminio y aceros de alta resistencia. De este modo se baja el peso en unos 130 kilogramos respecto a la anterior generación, el centro de gravedad se sitúa más cerca del suelo y se gana rigidez estructural.

BMW Serie 7 2015 - 750Li xDrive 30

Y, por supuesto, tecnología. Para poder robar ventas al Mercedes Clase S hay que apostar por ello, además de poder ser el escaparate de adelantos que puedan ir llegando a otros modelos en el futuro. El BMW Serie 7 inaugura pequeñas capacidades de conducción autónoma, como el poder aparcar sin conductor a bordo. Denominado Parking Assistant, tan solo habrá que pulsar un botón del mando a distancia del coche, el Display Key con pantalla, para que el coche aparque en lugares estrechos y poder salir con comodidad antes.

Entre otras tecnologías de seguridad no faltarán sistemas de prevención de choque trasero, alertas de cercanía de vehículos y un asistente que girará automáticamente el volante en los atascos.

Fuente: BMW
Galería de fotos:

Ver galeria (74 fotos)

2 COMENTARIOS

Deja una respuesta