El mundo ha recibido con los brazos abiertos a los SUV. No cabe duda de que el público quiere cosas nuevas (en todos los campos de la vida) y en el mercado del motor no iba a ser menos. Reflejan un estilo de vida dinámico y aventurero y la gente desea empaparse de ese espíritu. Uno puede ser padre, pero no por ello tener que conducir un coche poco atractivo. Coches que emocionen nada más verlos:

La marca que mejor supo verlo antes que nadie fue BMW. Comprendió que había que ir un paso más allá, superando los coches con aspecto de todoterreno con sus SAV (Sports Active Vehicle). Y con carrocerías que reflejasen ese espíritu deportivo que siempre ha impregnado en la marca. Primero con el X6, un auténtico titán muy exclusivo. Y después con el BMW X4, que repite el concepto de una carrocería con aire de coupé elevada.

El perfil viene marcado por un morro alto y recto con un capó en suave ascenso, rematando en un parabrisas muy inclinado, más propio de un deportivo que un SUV… del que no pierde elementos como la línea alta de cintura, el aspecto musculado… La caida del techo a partir de la mitad del coche es la que define su carrocería, fundiéndose con el portón trasero, que remata en un pequeño y disimulado alerón.

BMW X4 M40i 2016 30

Si lo que quieres es acentuar el dinamismo estético lo mejor es elegir el paquete deportivo M, con numerosos detalles repartidos por toda la carrocería, como los revestimientos de las estriberas, molduras de los pasos de rueda o las de las puertas, todas ellas en el mismo color de la carrocería, logos M… Del catálogo de llantas disponibles, las de 19 pulgadas con cinco radios dobles están entre nuestra favoritas.

Y no creas que se penaliza en exceso el espacio interior. En las plazas delanteras te encuentras con un espacio prácticamente idéntico al de cualquier SUV de su segmento, sino más. Calcado al del X3, pero con una posición de condución un par de centímetros más baja, intentando asemejarla a la de un deportivo y con la que se consigue sentir más la carretera al conducir, como vimos en nuestra prueba del BMW X4 xDrive30d. Solamente los pasajeros traseros, si son muy altos, tienen a

BMW_X4_xDrive30d_042

El maletero,si bien pierde algo de capacidad respecto al X3 del que deriva este coche, tiene unos excelentes 500 litros y formas muy regulares gracias a las que se puede aprovechar todo ese espacio.

No vamos a negar que gran parte de estos coches no saldrán nunca (o casi nunca) de vías asfaltadas. Es en ellas donde el BMW X4 se pone por delante de su competencia, por que sí… el concepto de SUV deportivo con carrocería coupé ha sido replicado ya por otras marcas.

Ahí entra en juego también la mecánica. De todas las versiones una de nuestras favoritas es el BMW X4 M40i, por su diseño y chasis de un verdadero deportivo, es un auténtico lobo con piel de lobo. Esta obra de M Performance tiene cambios en el chasis, que incluyen mayor caída de las ruedas en el eje delantero, muelles más duros, barras estabilizadoras distintas y discos de freno de mayor tamaño (eso sí, las pinzas siguen siendo flotantes y de un solo pistón), suspensión de dureza variable…

Fuente: BMW
Galería de fotos:

Ver galeria (94 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta