Fue en el Salón de Frankfurt 2015 cuando conocimos el Borgward BX7, un SUV grande que ya está fabricándose en China y que estará a la venta en la India y Brasil muy pronto, antes de que esta histórica marca renacida comience sus ventas en Europa, ya en 2017. Pero la empresa, otrora estamdarte de numerosas innovaciones técnicas, quiere ir más allá y demostrar que no ha tardado casi medio siglo en volver para hacer un único lanzamiento, sino que tendrá recorrido. Todo parece indicar, además, que serán dos nuevas propuestas para el gemento de los SUV medios.

Todavía se trata de prototipos pero sus nombres, Borgward BX6 TS y Borgward BX5, nos indicam que se ubicarán por debajo del BX7. Ambos han sido diseñados en la sede mundial de diseño que la firma en Renningen, cerca de Stuttgart. Los diseñadores tiene una amplia experiencia, no son novatos. Roland Sternmann, director ejecutivo de diseño global en Borgward, había sido jefe de diseño de Mazda Europa y su jefe, Einar Hareide, el noruego director de diseño, había ocupado ese mismo cargo en Saab. Han querido imprimir detalles de los Borgward de la primera etapa…pero sin que los coches resultantes parezcan retro:

Borgward BX5

Borgward BX5 Concept 2016 02

Con 4.483 mm de largo, 1.876 mm de ancho y 1.677 mm de alto, el BX5 es un crossover compacto cercano a la producción. Cuenta con tren motriz híbrido enchufable con 258 CV y un diseño derivado del BX7, aunque menos refinado y busca una imagen más agresiva. Seguro que te recuerda a más de uno de sus rivales que hay a la venta… sobre todo al Mazda CX-5.

Borgward BX6 TS

Borgward BX6 TS Concept 2016 03

El BX6 TS es una versión coupé del anterior, con unas medidas muy similares: 4.490mm de longitud, 1.870mm de ancho y 1.649 mm de alto (más largo y bajo). Lo define su línea del techo a partir de la mitad del coche, y vemos algo más lejos su llegada al mercado. También cuenta con un sistema híbrido enchufable que combina un motor de cuatro cilindros turboalimentado con un motor eléctrico con el fin de producen un total de 422 CV que se envían a las cuatro ruedas.

Eso sí, en ambos casos se tratan de prototipos comedidos (incluso hasta el tamaño de las ruedas elegidas), muy cercanos a la fase de producción en serie. No se espera que la marca se instale en España en un primer momento pero es interesante ver si, en este mundo globalizado, es posible resucitar una firma casi desconocida para el gran público. Desde luego, están echando toda la carne en el asador para lograrlo.

Fuente: Borgward
Galería de fotos:

Ver galeria (6 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta