¿Alguna vez os habéis preguntado cómo es posible que hoy en día muchas calzadas romanas sigan intactas? Pues según algunas opiniones, esto se debe a que los romanos tenían unos conocimientos tan escasos que hacían las carreteras tan complejas y resistentes como podían, además de soportar mucho menos uso que las carreteras actuales. En los siguientes 1.500 años las técnicas mejoraron poco, y durante el Siglo XVIII todas las vías de comunicación terrestres seguían un esquema muy parecido, como Pierre Trésaguet o Thomas Telford.

carreteras

Sin embargo, en 1816 John Loudon McAdam inventó un nuevo proceso, el macadán. Esta nueva técnica resultó ser mucho más sencilla y duradera, por lo que pronto se extendió por todo el mundo. Pero en el siglo XX se dieron cuenta del gran problema de estas carreteras: el paso de vehículos cada vez más modernos y rápidos hacia que se levantasen nubes de polvo muy molestas para la población. Fue Edgar Purnell Hooley dio con la solución, que era mezclar la gravilla con alquitrán natural, un material al que llamó Tarmac. Las carreteras ya no levantaban polvo y eran más resistentes.

Las carreteras en España

Durante el siglo XX los tramos de carretera y los automóviles circulando por ellas aumentaron de manera muy significativa. Enn este cuadro puedes ver su evolución en España.

En 1924 aparece el hormigón armado, y ya el 80% de los puentes se construían con este material en los años 30. Además, en España comenzó a importarse maquinaria pesada de construcción. Dos años más tarde en España se lleva a cabo el proyecto del Circuito Nacional de Firmes Especiales, que mejoró notablemente el estado de las carreteras y la normativa: eliminación de curvas peligrosas, pasos a nivel, utilización de nuevos firmes y establecimiento de límites de velocidad.

La Guerra Civil destruyó infraestructuras y vehículos y más tarde, en los años de posguerra, se hacía muy difícil conseguir materiales e incluso mano de obra especializada, por lo que la matriculación de vehículos cayó casi un 60% en 5 años. A su vez, se desarrollaron nuevas técnicas de carreteras en Alemania, con cemento, y Estados Unidos, con base granular y capa de asfalto.

Fue en 1950 cuando se aprobó el Plan de Modernización de las Carreteras, en 1963 nacen las primeras carreteras de peaje y en 1967 se vuelve a realizar un Plan de Mejora de la Red de Itinerarios Asfalticos, que consistía en mejorar los 5.000 km de carreteras con más tráfico. Durante los años finales del siglo XX la inversión en carreteras fue en relación al progreso económico y con la llegada del siglo XXI los coches empezaron a modernizarse y ahora la tecnología domina el sector.

No sabemos predecir qué ocurrirá en el futuro pero ya os hemos enseñado algunas ideas que podrían convertirse en realidad, como las carreteras de plástico, carreteras eléctricas o carreteras solares.

Vía: Naukas / AECarretera

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta