El primer prototipo de Bugatti se hizo en 1898, y con el segundo prototipo en 1901 Ettore Bugatti ganó un prestigioso premio en la Feria de Milán. Gracias a eso empezó a diseñar para Baron de Dietrich hasta 1909, cuando creó su propia marca, Automobiles E. Bugatti. El primer diseño que hizo bajo su nombre fue el Bugatti Type 13, un coche de carreras que quedó en segundo lugar en el Grand Prix de Le Mans en 1911, a pesar de que nadie daba un duro por él.

Bugatti-T13-LeMans1911-4

Tras la guerra, el Bugatti Type 13 siguió demostrando que era muy competitivo. En 1920 se celebro la VIII Coupe des Voiturettes, en una parte de lo que ahora conocemos como Le Mans, en la que tenían que dar 24 vueltas a un circuito de 17.262 km. El Bugatti T13 de Pierre de Vizcaya, cuando se disputaba el primer puesto, fue desclasificado porque alguien no autorizado tocó el coche.

Aún así, el Bugatti T13 de Ernest Friderich quedó en primer lugar con un tiempo de 4 horas y 27 minutos y el de Michelle Baccoli quedó quinto con un tiempo de 4 horas y 56 minutos, convirtiéndose así en el triunfo más importante de Bugatti hasta el momento. Un año más tarde, en el Gran Premio delle Vetturette, cuatro Bugatti T22, iguales que el T13 pero con una mayor distancia entre ejes, ocuparon los cuatro primeros puestos de la clasificación.

Bugatti-T13-LeMans1911-2

Ver galeria (5 fotos)

Con el Type 13, Bugatti comenzó a forjarse como marca, llegando a lo que conocemos hoy en día. Se fabricaron 475 unidades y se estima que actualmente existen menos de 10. Es por eso que el Bugatti T13 hoy está muy cotizado, llegándose a pagar grandes cantidades de dinero por uno de ellos.

Hace unos años os avisábamos que . En los últimos 25 años se han subastado algunas unidades, con precios sorprendentes (aquí mismo te contamos cunado salió a subasta un T13 Brescia, . En 1993 se subastó uno en Londres que alcanzo el precio más bajo hasta ahora, unos 30.000 euros, en 2012 se subastó otro en California por unos 350.000 euros, y en junio de 2015 se subastó otro Bugatti T13 en París. El impresionante coche de carreras había estado en la misma familia desde 1953 y es uno de los 25 modelos que se llevaron nuevos a Francia. Esperaban alcanzar un precio de entre 150.000 y 250.000 euros, pero lejos de quedarse cortos, un enamorado de los coches pagó 834.400 euros para poder llevárselo. Así de especial es el Bugatti T13.

Fuente: Bonhams

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta