El estado de California (EE.UU.) ha aprobado las normas de ahorro de combustible que la administración de Obama propuso hace unos meses. Esta medida ha sido anunciada en contra de las intenciones de Donald Trump, quien pretende rebajar las restricciones de contaminación para facilitar la labor a los fabricantes de coches en su país.

En las últimas semanas del mandato de Obama, el gobierno definió los estándares de emisiones para el periodo comprendido entre los años 2022 y 2025. Según dicha norma, los fabricantes de automóviles deberían ofrecer una autonomía promedio de 54,5 millas por galón (4,36 l/100km). A pesar de ello, el equipo de gobierno de Trump reveló recientemente que reconsideraría esta norma con el fin de ofrecer un objetivo más alcanzable para los fabricantes de automóviles.

Sin embargo, la Junta de Recursos Medio Ambientales de California aprobó la antigua norma propuesta por Obama y además estableció como objetivo el aumento en las ventas de vehículos de cero emisiones. El estado californiano investigará nuevas formas para cuidar el medio ambiente y fijará sus objetivos más allá de 2025, según informa Reuters.

El gobernador de California, Jerry Brown, afirmó que su estado defenderá tanto las causas ambientales como otros asuntos liberales en contra del presidente Trump; una medida que podría causar un enfrentamiento entre los reguladores federales y estatales.

Si además de California, otros estados se uniesen a la causa por aumentar la eficiencia de consumo de sus vehículos, Trump podría tener que dejar de lado su interés por aumentar los estándares de polución ambiental en EEUU, lo que obligaría a fomentar otro tipo de movilidad, como los coches eléctricos, híbridos o de pila de combustible.

Vía: Reuters

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta