Por quinto año consecutivo, el IE Business School ha organizado la Jornada sobre Innovación en la Seguridad Vial. Este encuentro entre expertos y profesionales relacionados con el tráfico y la seguridad vial pretende ser un escaparate de los últimos elementos, tecnologías y aplicaciones que  están ayudando a mejorar la seguridad en las carreteras y reducir los accidentes de tráfico. Esta quinta Jornada ha sido estructurada alrededor de los tres principales factores que intervienen en los accidentes: las infraestructuras y condiciones meteorológicas, el vehículo y los conductores.

Las infraestructuras y condiciones meteorológicas

María Seguí Gómez, Directora de la DGT inauguró la Jornada sobre Innovación en la Seguridad Vial hablando de los elementos innovadoras que la Dirección General de Tráfico está introduciendo para mejorar la seguridad de nuestras carreteras. Entre ellas, modificar la legislación para permitir la circulación de vehículos autónomos, la creación de un catálogo de servicios a disposición del conductor o el impulso del sistema eCall, una base de datos donde incluir a todos los vehículos matriculados con sus características específicas que permitan agilizar el rescate y la ayuda después de un accidente.

Seguí quiere impulsar una bajada del límite de velocidad en carretera convencional de 100 km/h a 70 para igualarlo al país de referencia, Suecia, así cómo impulsar la educación vial a una determinada edad, ya que la edad media de los muertos en las carreteras es de 46 años.

ciudad sin traficoEn la mesa redonda organizada para hablar de la mejora de la seguridad vial en las infraestructuras, moderada por Elena Peña, de la Asociación Española de la Carretera, se mostraron diferentes sistemas tecnológicos para mejorar la ordenación, gestión y seguridad del tráfico. Unos sistemas diseñados para un nuevo concepto de ciudad y carretera más inteligentes y autónomos. Para Ruth Gomar, de INDRA, la clave está en las ciudades, en hacer la movilidad mucho más eficiente, sostenible y aplicar políticas que impulsen el transporte público como un sistema atractivo entre los ciudadanos.

Para Tomás Paadín, de SICE, la mejora de la seguridad en las carreteras pasa por conectar la vía con el vehículo e impulsar los sistemas cooperativos. Una especie de sistema de comunicación entre vehículos, como los que te hemos hablado de Volvo, General Motors o Toyota.

Carril bici Van Gogh Roosegaarde 12

Muchas empresas también se decantan por desarrollar productos que mejoren las infraestructuras. Una española, Tecmen, se dedica a crear materiales ultrafotoluminiscentes que aplicados en la carretera mejora la visibilidad y en las vías secundarías podrían salvar muchas vidas. La compañía se ha inspirado en el studio Roosegaarde que ha creado, entre otras cosas, el carril bici que recuerda a Van Gogh, pero aplicándole a la idea el factor de seguridad y no el turístico, que es el principal reclamo de la idea holandesa.

Mañana continuaremos con las otras mesas redondas en las que se habló de la seguridad en los vehículos y del factor humano.

1 COMENTARIO

Deja una respuesta