El fabricante japonés de componentes Takata aceptó llamar a revisión más de 33 millones de vehículos en Estados Unidos, al reconocer al fin que los airbags que instaló son defectuosos y pueden provocar graves lesiones.

Fueron el Departamento de Transporte de Estados Unidos y la Administración Nacional para la Seguridad en la Carretera (NHTSA) los que dieron ayer a conocer la aceptación por parte de Takata, que se ve obligada a realizar la mayor llamada a revisión de la historia del automóvil. “Es un gran paso adelante en favor de la seguridad de la gente”, aseguraba el secretario de Transporte de Estados Unidos, Anthony Foxx, dijo en un comunicado que .

La ampliación de la llamada de revisión afecta en Estados Unidos a unos 16 millones de vehículos por defectos en el airbag del pasajero frontal, y más de 17 millones de vehículos por la bolsa de aire del conductor. Se trata de coches de muy diferentes marcas: BMW, Chrysler, Daimler Trucks, Ford, General Motors, Honda, Mazda, Mitsubishi, Nissan, Subaru y Toyota.

¿Y en España? Presta atención si tienes un Nissan o un Toyota

Los fabricantes nipones de automóviles Toyota y Nissan anunciaron nuevas llamadas a revisión de un total de 6,5 millones de vehículos en todo el mundo por problemas relacionados con los airbag fabricados por la empresa Takata. En el caso de Toyota, la llamada a revisión afecta a 4.999.000 automóviles, la mayoría de ellos vendidos en Japón (1,35 millones) y en Europa (1,26 millones), mientras que en Estados Unidos hay 637.000 automóviles afectados.

Toyota

Un total de 35 modelos de vehículos fabricados entre marzo de 2003 y noviembre de 2007 están afectados por la nueva llamada a revisión del líder mundial del automóvil. En España, la llamada a revisión afectará a un total de 53.464 unidades de los modelos RAV4, Hilux, Yaris, Corolla y Avensis Verso, detalló la compañía.

Se trata de la segunda mayor llamada a revisión hasta ahora realizada por Toyota, después de la de octubre de 2012, que afectó a 7 millones de vehículos.

No obstante, hasta la fecha Toyota no tiene constancia de que se hayan producido víctimas en accidentes relacionados con los airbag en ninguno de los casi 5 millones de vehículos adicionales que ha llamado a revisión.

Nissan

Nissan, por su parte, también anunció la llamada a revisión de 1.563.000 de vehículos en todo el mundo por el mismo motivo. La mayor parte de los vehículos afectados fueron vendidos en Japón (288.397 unidades), mientras que otras 563.000 unidades corresponden a Europa y 326.000 a Norteamérica, incluido México, dijo un portavoz de la empresa.

El largo camino hasta claudicar

Durante meses, la NHTSA han estado presionando a Takata para que ampliase la llamada de revisión, pero las autoridades estadounidenses se habían encontrado con una obstinada resistencia por parte del fabricante japonés.

takata seguridadTakata ha reconocido que airbags producidos en una planta que tiene en México cuentan con infladores defectuosos que, en condiciones de elevada humedad y temperatura, pueden explotar cuando se activan, causando graves lesiones a los ocupantes del automóvil. El problema se concentra en el gas utilizado como propulsor que puede degradarse con el paso del tiempo.

La empresa ha llamada a revisión millones de vehículos en zonas de Estados Unidos con elevada humedad y temperatura, fundamentalmente en el sur del país, pero hasta ahora había rechazado ampliar la llamada a revisión, pues consideraba que los airbag eran seguros en climas más fríos. Lógicamente, suponía un coste altísimo, que afectaría seriamente a la cuenta de resultados de la empresa.

Al final ha claudicado. Takata ha empezado “el proceso legal para organizar y dar prioridad al reemplazo de inlfadores defectuosos”. “Desde el principio, nuestro objetivo ha sido simple: un airbag seguro en cada vehículo. Los pasos que estamos tomando hoy representan un significante progreso hacia ese objetivo”, explicó el director de la NHTSA, Mark Rosekind.

Fuentes: Toyota, Nissan, NHTSA

1 COMENTARIO

Deja una respuesta