Si ayer te hablábamos del superlativo Chevrolet Camaro ZL1 2017, la versión que monta la mecánica del salvaje Corvette Z06, un propulsor propulsor 6.2 V8 con compresor volumétrico que rinde 640 CV, nos hemos quedado de piedra al saber que también contará con una versión descapotable, el Chevrolet Camaro ZL1 Convertible 2017.

Como el resto de Camaro Convertible de su generación, cuenta con una capota de tela de accionamiento eléctrico que se abre en unos segundos. Esta sexta generación del Camaro se pensó desde un inicio teniendo en cuenta la versión descapotable, de ahí que, según la marca no han sido necesarios demasiados cambios estructurales en el chasis.

Chevrolet Camaro ZL1 Convertible 2017 02

Chevrolet Camaro ZL1 2017 Convertible llantas
Chevrolet Camaro ZL1 Convertible 2017 detalle

Pese a ello, equipar un motor 6.2 V8 que ofrece 640 CV de potencia y un par máximo de 868 Nm en un descapotable puede parecer un desvarío a muchos. La mecánica se asocia, como el Coupé, a una transmisión manual de 6 velocidades, aunque podrá también montar un cambio automático de 10 velocidades que llegará a partir de 2017 a otros modelos de General Motors.

Y sí, además de músculo, el Chevrolet Camaro ZL1 Convertible los ha afilado, como el coupé, con detalles aerodinámicos que mejoran su estabilidad además de incrementar la capacidad de refrigeración de su mecánico. Buena parte de estas nuevas piezas están fabricadas en fibra de carbono, lo que ayuda a reducir las masas suspendidas, al igual que las llantas de 20 pulgadas son forjadas. En total se ahorran casi 100 kilos comparado con su antecesor, con 580 CV, el ZL1 Cobvertible 2012.

 

Chevrolet Camaro ZL1 Convertible 2017 interior 01

Estas llantas montan neumáticos Goodyear Eagle F1 Supercar en medida 285/30 ZR 20 delante y 305/30 ZR 20 detrás y dejan entrever un potente equipo de frenos Brembo, con discos de 390 milímetros y unas pinzas de seis pistones en el eje delantero. Además, el Chevrolet Camaro ZL1 Convertible 2017 incorpora la suspensión Magnetic Ride, un diferencial trasero de deslizamiento limitado controlado electrónicamente, sistema Launch Control. Y un sistema de escape con diferentes modos que hará las delicias de algunos, pues resalta el sonido de su V8.

En su habitáculo estrena unos deportivos asientos Recaro, detalles en color rojo, volante tapizado en ante… Y para controlar nuestras evoluciones en circuito incorpora un sistema de telemetría Performance Data Recorder.

Fuente: General Motors
Galería de fotos:

Ver galeria (6 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta