Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

El Chevrolet Captiva está a la venta con cuatro motores diferentes, dos de gasolina y dos Diésel. Los primeros son 2.4 16 V de 136 CV y 3.2 V6 24 V de 230 CV. Los de gasóleo son 2.0 VCDi de 127 CV y de 150 CV. Un dato curioso es que es el primer Chevrolet que lleva un motor Diesel. Todos ellos llevan una caja de cambios manual de cinco velocidades salvo la mecánica de gasolina más potente que lleva una caja de cambios automática de cinco relaciones. Además, el motor Diesel menos potente puede llevar también un cambio automático de cinco marchas. Todas las mecánicas llevan un sistema de tracción total salvo las dos menos potentes.

Este todoterreno tiene una carrocería que mide 4.635 mm de largo, 1.850 mm de ancho y 1.720 mm de alto. Básicamente es el mismo coche que el Opel Antara con la salvedad de que ofrece la posibilidad de montar siete plazas aunque no todas las mecánicas presentan esta opción. Hay varias posibilidades a la hora de distribuir los asientos y todos ellos, incluido el del acompañante, pueden ser abatidos dejando una superficie de carga prácticamente plana. Con la configuración de cinco plazas el maletero tiene una capacidad de 465 litros, dato que queda muy mermado si se ponen siete asientos ya que se quedan en 85 litros.

Está a la venta desde 19.900 € con el motor de gasolina y sin extras de equipamiento. Es por tanto una alternativa al Hyundai Santa Fe, al Renault Koleos o al Toyota RAV4. El Captiva destaca por su contenido gasto de combustible si tenemos en cuenta su tamaño y su peso. Salvo el motor de gasolina más potente, el resto gastan de media entre 7 y 9 l/100 km. Sus prestaciones son normales para el tipo de coche que es.

Los asientos del Captiva son cómodos ya que tienen un relleno duro. El interior es espacioso teniendo en cuenta el tamaño que tiene y hay sitio suficiente para ocupantes de cualquier talla. La calidad de los materiales utilizados es buena y los ajustes correctos. Es un vehículo funcional ya que hay muchos huecos donde dejar objetos. Es un coche confortable gracias a su estabilidad y a las reacciones que tiene. En el campo, se puede defender siempre que no se circule por carreteras muy complicadas.

Tres son los niveles de equipamiento disponibles para el Captiva: LS, LT y LTX. No todos los acabados están disponibles con todos los motores. Todas las versiones llevan de serie distribución electrónica de frenado (EBD), mandos de radio en el volante, reposacabezas delanteros con ajuste en inclinación, retrovisores exteriores, térmicos, eléctricos, y plegables eléctricamente, spoiler trasero (superior) y llantas de aleación. La gama de elementos opcionales es casi inexistente. Sólo se puede añadir la pintura metalizada y, en el caso del acabado más completo, también se puede poner el techo solar eléctrico.

Fotos del Chevrolet Captiva

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta