Son numerosos los coches que pasan por la gran pantalla, generalmente, deportivos que tras su actuación, se revalorizan en exceso, a los que tan solo pueden acceder las personas con un alto poder adquisitivo. Compran en realidad iconos que forman parte de la historia. Sin más, os dejamos la lista de los coches del cine más caros de la historia:

1. Ford Gulf GT40 1968. 11.000.000 dólares.

El Ford Gulf GT40, es uno de los vehículos más admirado por los amantes del motor. En el año 1971 se estrenó la película Le Mans, en la que salía este deportivo… Un GT40 diseñado sobre la base original del modelo, aligerado gracias a un cuerpo de carbono y un trabajo exhaustivo con la fibra de vidrio. Fue uno de los primeros en derrocar al Ferrari de su exitosa etapa del Le Mans.

En agosto del pasado 2012, RM Auctions vendió esta maravilla por la escandalosa cifra de 11.000.000 de dólares (8.800.000 euros). Un precio fuera de lo común para un coche, pero no es cualquier coche, es toda una leyenda lo que mueven esas ruedas y, caro o no, el coche es espectacular. Al saberlo resulta increíble que nadie quisiera el Lola T70 de Steve McQueen que también aparecía en la película.

Ver galeria (8 fotos)

 2. Ferrari 250 GT California Spyder 1961. 10.894.900 dólares.

Ferrari 250 GT California Spyder de 1961Este deportivo fue el protagonista en la película de Todo en un día (Ferris bueller´s day off), una película norteamericana de 1986, un Ferrari 250 GT California Spyder de 1961, que se guardaba en este espectacular garaje. Un mito muy querido que tuvo que ser adquirido por el actor protagonista de Capitán América, Chris Evans, en una subasta de RM Auctions por 10.894.900 dólares (unos 7.000.000 euros). Otra valoración desorbitada, pero si te sobra el dinero, ¿por qué no tener esta joya en el garaje?

Ver galeria (16 fotos)

3. Shelby Cobra Daytona Coupe 1965. 7.685.000 dólares.

1965 Shelby Cobra Daytona CoupeEn la película Peligro… Línea 7000 (título original Redline 7000) del año 1965, rodó sobre las carreteras norteamericanas, este fabuloso, que ganó el campeonato de la FIA de GT en 1965, fue vendido por Mecum Auctions en una subasta de Monterey, California. Un deportivo muy valorado por todos los fanáticos, que se vendió por otra cifra exacerbada, 7.685.000 dólares (6.200.000 euros). Una cantidad que representa el valor de una autentica joya americana, nada que ver con las réplicas que intentan recrear los fanáticos.

Ver galeria (7 fotos)

4. Ferrari 250 GT LWB Berlinetta 1956. 6.710.000 dólares

1956 Ferrari 250 GT LWB BerlinettaCorría el año 1968, 12 años después de que se crease el Ferrari 250 GT LWB Berlinetta, cuando se estrenó una película en la que también tomaba protagonismo un Volkswagen Beetle, el Herbie de Ahí va ese bólido (título original The love bug). Ferrari había ganado en 1956 un campeonato en Francia, con el que se gano el nombre de “Tour de Francia”, pero la película elevó al deportivo de la marca italiana a los altares de los iconos del automovilístico.

Con esta popularidad tan aclamada, el precio con el que terminó la subasta fue de 6.710.000 dólares (5.350.000 euros). Un precio algo más bajo que los anteriores, aunque sigue siendo poco accesible para la mayoría de los aficionados.

Ver galeria (9 fotos)

5. El Batmovil original. 4.620.000 dólares

Batmovil 6En este caso, el coche no es de un deportivo, sino de un icono del mundo de los comics y la televisión. En el año 1966 se estrenó Batman: La película. En esta subasta, sobran los motivos de compra, pues cualquier fanático de Batman estaría dispuesto, siempre y cuando tuviese el poder adquisitivo suficiente, a comprar un coche tan exclusivo como este.

Llegó a costarle 4.620.000 dólares (3.700.000 euros) en esta subasta a su actual propietario, que podrá revivir en sus propias carnes la sensación de superhéroe con la que contaba Batman en sus inicios… si bien no corre como otros batmóviles.

Ver galeria (6 fotos)

 6. Aston Martin DB5. 2.912.000 libras

Aston Martin DB5 1Como ya sabemos, las películas del agente 007, están protagonizadas por la fantástica marca británica, Aston Martin (entre otros coches). En 1964 con el estreno de James Bond contra Goldfinger (título original Goldfinger), el agente especial se traslada con su flamante Aston Martin DB5, equipado con una serie de artilugios que le permitan combatir contra sus principales enemigos.

Esta subasta fue en Londres, Inglaterra, en donde el deportivo alcanzó la cifra de 2.912.000 de libras esterlinas (3.700.000 euros) y su propietario se hizo con toda una joya automovilística del cine.

Ver galeria (7 fotos)

7. Ferrari 750 Monza Spider 1955. 2.530.000 dólares

Ferrari 750 Monza Spider de 1955 1Este Ferrari 750 Monza Spider de 1955, con esta estética tan llamativa, revolucionó la gran pantalla en la película de La hora final (título original On the beach). Un deportivo biplaza, que conquistó los corazones de millones de personas. No cabe duda de que la marca italiana creaba estéticas rompedoras en esa década (tan solo hay que ver lo bonito que es el Ferrari 195 Inter de 1950). Aun así, este modelo va mucho más allá, pues supone un cambio de concepto de vehículo, a un puro descapotable diseñado para correr.

Su precio final llegó a 2.530.000 dólares (2.000.000 euros) en otra subasta de RM Auctions en Pebble Beach (EE. UU.). Un coche que todo coleccionista (y no coleccionista) desea tener en sus manos.

Ver galeria (5 fotos)

8. Porsche 911S. 1.370.000 dólares

Porsche 911S 1Al igual que el Ford Gulf GT40, el Porsche 911S también salía en la película de Le Mans  de 1971. A diferencia del GT 40, este no alcanzó un precio tan desorbitado, pues finalizó la subasta en 1.370.000 dólares (1.100.000 euros). Teniendo en cuenta que un 911 estándar de esos años, no pasa de 60.000 eiuros, nos hacemos una idea de la diferencia que hay que pagar por tener un coche que salió en una película mítica.

Ver galeria (4 fotos)

9. Duesenberg Model J 1929. 1.237.000 dólares

Duesenberg Model J de 1929 2Remontando a los años de la crisis del Crack de 1929 estadounidense, en los peores momentos para el mercado, se lanzó el Duesenberg Model J. Un vehículo que tras casi 40 años después de su lanzamiento, sale en la película de Spinout en 1966, conducido por el mismísimo Elvis Presley en la película. Un dato que influyó en su precio de venta, terminando la subasta así en un precio final de 1.237.000 euros (1.000.000 €dólares.

Ver galeria (7 fotos)

10. Shelby Mustang GT500 1967. 1.000.000 dólares

Shelby Mustang GT500 de 1967 3Más conocido como Eleanor, este Ford Shelby Mustang GT500, dio popularidad a la película de 60 segundos (título original Gone in 60 seconds). Una película protagonizada por Nicolas Cage, en la que tiene que robar 50 coches en tres días, reservando a Eleanor para el final.

Este muscle car con nombre de chica, se subastó por un millón de dólares (unos 800.000 €) en mayo del año pasado. Un coche de pura carburación que demuestra la auténtica esencia de los verdaderos mitos americanos de la década de los 60.

Ver galeria (7 fotos)

11. Chitty Chitty Bang Bang. 805.000 dólares

Chitty Chitty Bang Bang 6El coche que tiene el mismo nombre que la película, Chitty Chitty Bang Bang de 1968, se inspiró en las novelas de James Bond, y un vehículo adaptado a la gran pantalla con un chasis de Mercedes Benz y un bestial motor de seis cilindros de 23 litros (has leído bien, un monstruo de 23.000 centímetros cúbicos) de Maybach, del famoso dirigible de Zeppelin. Por lo que no busquéis un consumo de combustible reducido con este motor.

Fue comprado en Los Angeles, California en esta subasta de vehículos históricos, por 805.000 $ (650.000 €).

Ver galeria (6 fotos)

12. Duesenberg Model J Torpedo Phaeton 1930. 698.000 dólares

Duesenberg Model J Torpedo Phaeton  de 1930 3El Duesenberg Model J Torpedo Phaeton fue otro de los modelos fabricados durante la gran depresión de 1929. Aunque en su día costaba más que un Rolls-Royce, no tuvo problema en considerarse atractivo a los ojos de los clientes.

Ha participado en diversas películas, como la de Al Capone  de 1959City Heat de 1984. Un coche al más puro estilo mafioso de la época, que logró venderse a un precio final de 698.500 dólares (unos 550.000 euros). Todo un icono para sentirse en una época de ciudades sin ley, donde los gansters controlaban las calles.

Ver galeria (5 fotos)

13. DeLorean DMC-12. 541.000 dólares

Delorean DMC-12Seguro que a más de uno le trae recuerdos estas fotos. El DeLorean DMC-12, fue el protagonista de la película Regreso al futuro 3 de 1990. Un coche diseñado tan solo para el rodaje de las películas. No puede circular por la calle, por la cantidad de instrumentos que lleva.

Con la idea de transportarse en el tiempo, el actual propietario pagó 541.000 dólares (430.000 euros) por él. Haga este tipo de viajes o no, una vez en su habitáculo, por lo menos debe dar esa sensación.

Ver galeria (3 fotos)

14- Buick Phaeton 1940. 461.000 dólares

Buick Phaeton de 1940 1En noviembre del año pasado, se subastó este Buick Phaeton de 1940, que se utilizó para rodar las escenas final de la película de Casablanca  de 1942. La subasta se llevó a cabo por Bonhams en Nueva York (EE. UU.) alcanzó los 461.000 dólares (unos 370.000 euros), con las que el comprador pudo hacerse con un pedazo de esta película de drama romántico.

Ver galeria (5 fotos)

15. Dodge Charger (General Lee) 1969. 450.000 dólares

dodge_charger-general-lee-1969_r4En este caso, toca hacer referencia a la serie de televisión El sheriff chiflado, un icono televisivo desde 1979 hasta 1985, en el que, en cada episodio este Dodge Charger de 1969 conocido como el General Lee, quemaba rueda al más puro estilo americano. Un icono que fue vendido por Barrett-Jackson en Arizona, Estados Unidos, por 450.000 dólares (360.000 euros).

16. Ford Mustang Fastback 2013. 300.000 dólares

mustang fastback need for speedEste Ford Mustang Fastback de 2013, pertenece a la reciente película de Need for speed que se estrenó este año. No tardaron mucho en ponerlo a la venta, tan solo unos meses, alcanzando así los 300.000 dólares (unos 240.000 euros), colocándose así en el coche más barato de esta lista.

Como dato de interés, la subasta se llevó a cabo para donar el dinero a la fundación de Henry Ford Health Systems. Una organización sin ánimo de lucro de la compañía norteamericana, que destina fondos para su instituto de investigación cardiovascular.

Fuente: Gizmag

2 COMENTARIOS

Deja una respuesta