Durante 2015, Estados Unidos registró el mayor incremento porcentual de muertes en autopista de los últimos 50 años. Es lógico que las autoridades y administraciones se planteen tomar medidas que vayan más allá de una simple multa.

La National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA) ha publicado su primera guía en cuanto a las distracciones de los conductores. Se ha centrado en todos los dispositivos que conectas a tu coche, remarcando el uso del teléfono móvil. Quiere limitar el uso del móvil durante la conducción lo máximo posible.

Lo que la NHTSA plantea es que tu móvil entre automáticamente en “Modo Conducción” una vez que entres en el coche y se conecte. ¿Qué implica esto? Que no podrás reproducir vídeos, cierta cantidad de información gráfica o imágenes, leer un texto o escribir.

Esta guía supone la fase dos de un plan ideado en 2013. La fase uno se centraba en los dispositivos y sistemas instalados durante el proceso productivo de los vehículos, de forma que los diseñadores de dispositivos móviles crearan productos que acabaran con las distracciones al volante. En concreto, limitar el número de interacciones que se necesitan para completar una acción (como pulsar un botón programado en vez de marcar un número de teléfono).

Distracciones al volante

El Secretario de Transporte estadounidense, Anthony Foxx, ha declarado que el número de conductores que se ponen en peligro al distraerse con sus teléfonos móviles es demasiado alto. “Esta guía de sentido común, basada en la mejor investigación posible, ayudará a diseñadores de teléfonos móviles a producir productos que acaben con las distracciones en la carretera“: Parece que la cosa va en serio pero, ¿es viable?

Lo primero que hay que destacar es que estas directrices son voluntarias, no imperativas, de forma que los fabricantes pueden elegir si implementar o no un modo especial de conducción, e incluso los propios conductores pueden decidir que no quieren conectar este modo restringido en sus móviles. Hacer estas directrices una obligación pueden llevar a un efecto contrario.

En 2013 ya conocimos emprendedores con ánimo de incrementar la seguridad vial de la misma forma que pretende la NHTSA: el Modo Coche, que se conecta automáticamente de forma que los mensajes recibidos no se mostrarán hasta que el coche se apague. En segundo lugar, todas las personas que te envíen cualquier tipo de mensaje recibirán una respuesta inmediata en la que les avisan que el conductor está conduciendo y que no puede contestar en ese momento. También algunos dispositivos permiten la visualización frontal en el parabrisas del coche.

En España esta iniciativa puede que no fuera especialmente bien acogida en modo imperativo. Quizá en modo coche, sí.

Vía: Gizmodo, NHTSA

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta