Cuando vemos un videoclip cuya belleza estética recae en un potente motor conducido al ritmo de la música, no podemos quitar los ojos de la pantalla. Sobre todo si esas notas nos hacen evadirnos hasta el punto de imaginarnos al volante de ese coche, y no de otro. El panorama musical actual no suele combinar buena música con buenos videoclips. Por eso nos tenemos que remontar a los 90 para encontrar la combinación perfecta tras la pantalla: buenos coches y buena música. Aquí tenéis una lista de nuestros favoritos.

Encabezamos nuestro ranking con la banda sueca The Cardigans, que presentó el videoclip My favourite game con Nina Persson al volante de un Cadillac Eldorado descapotable de 1970. La conducción imprudente de la protagonista a través del desierto de California provocó que se editaran tres finales alternativos de la historia. En uno de ellos Persson moría tras colisionar frontalmente con otro vehículo. Hemos elegido la versión menos dura, por supuesto.

Curiosidad: ¿has notado algo raro en el tatuaje de la protagonista?

Y seguimos en los 90. Pasamos al mítico Jamiroquay, que nos presenta un rally por carreteras muy sinuosas de Cabo de Gata al ritmo de Cosmic girl. Los protagonistas son un Ferrari F355, un Lamborghini Diablo SE30 y un Ferrari F40. De este videoclip también existen varias versiones en las que los amantes de motor podemos disfrutar de diferentes ángulos de la misma acción.

Lenny Kravitz y su American Woman, lanzado en 1999, también se convirtieron en un icono musical y cultural. Este tema, interpretado originalmente por la banda de rock canadiense The Guess Who en 1970, fue adaptado a un ritmo más suave e incluido en la banda sonora de una de las películas de Austin Powers, The spy who shagged me (no tiene desperdicio).

En el videoclip, en el que aparecen muchas motos y muchas barras y estrellas, Heather Graham conduce un Chevrolet Corvette C2, que queda eclipsado por los sensuales movimientos de la actriz.

La genial banda Gorillaz no podía faltar en nuestro ranking, y es que este grupo británico de Electro Pop nos ha regalado melodías tan buenas como On Melancholic Hill, Clint Eastwood, Feel Good Inc o Dare. Pero es el videoclip de la canción Stylo, publicada en 2010, la que nos deleita con un Chevrolet El Camino 1968 y un Chevrolet Camaro 1967-1969, conducido por Bruce Willis. La animación se mezcla con la realidad para recrear una persecución policial entre los personajes de la banda, 2D, Murdoc y Cyborg Noodle y el protagonista de El Sexto Sentido (estaba muerto, por si no lo sabíais). El final de la historia es mejor que lo descubráis vosotros mismos.

Nos vamos ahora hasta los acordes del eterno I will Survive de Gloria Gaynor, lanzado en 1978 y que sirvió de inspiración al polémico Robbie Williams para su genial single Supreme en el 2000. El vídeo es un tributo al ex piloto de Fórmula 1, Jackie Stewart, que obtuvo tres títulos mundiales de F1 y fue piloto de las escuderías BRM, Matra,March y Tyrrell.

Aunque la canción, sin llegar a caer en el típico romanticismo (“Do you need a bit of rough? Get on your knees”) habla de encontrar un amor supremo, se ha basado en una carrera entre Williams y el Stewart. Con aires muy clásicos, para la elaboración del vídeo se introdujo al cantante digitalmente a partir de material previamente grabado. Sólo el buen rollo que transmite la canción hace que disfrutes aún más de la carrera.

Si nos trasladamos a tiempos más actuales, concretamente a 2012, la cantante británica M.I.A merece un hueco destacado en nuestra lista. La canción Bad girls nos proporciona un chute de energía y buenrrollismo mezclado con las virguerías que un grupo de BMW, un Alfa Romeo 156 y hasta un coche transparente hacen en medio de un desierto. El despliegue de habilidades de los pilotos a través del drifting y skiing hacen que no quieras apartar la vista de la pantalla.

Rihanna también se atreve con coches en sus videoclips, en concreto con Shut up and drive de 2007. Empieza con la cantante conduciendo un Ferrari F430 en un garaje repleto de mecánicas en el que trabaja. En el videoclip, rodado en un basurero de chatarra en Praga, también hace aparición un Ford Mustang. Aunque se puede resumir en dos palabras: chicas y coches.

Próximamente volveremos con más vídeos protagonizados por coches y buena música ¿Cuáles añadirías a nuestra lista?

Fuente: Autobild, Wikipedia.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta