La última película de Disney Zootrópolis quiso alejarse del ADN de sus películas donde las princesas, príncipes y finales felices han ocupado el protagonismo durante tantos años. Esta vez han querido humanizar el reino animal más que nunca situándolo en una civilizada y utópica metrópolis, donde depredadores y presas coexisten pese a las desigualdades hasta que comienzan una serie de desapariciones que alertan a la intrépida conejo Judy Hopps.

Como toda ciudad actual debe tener en sus calles diversos tipos de vehículos, y eso es lo que vamos a contar, la curiosa historia de la inspiración que hay detrás de los coches que aparecen en la película, una tarea que dejaron en manos del ex jefe de diseño de Ford, J. Mays.

Coches zootopia

Cuando John Lasseter, director creativo de Pixar, vieron el guión de Zootróplis no tardaron en contactar con Mays para que fuera a trabajar con los animadores y artistas de Disney en los coches que estarían presentes en la película, y por supuesto poniendo especial atención a los que conducirían los personajes principales, hablamos de un total de 30 vehículos, aunque unos más protagonistas que otros.

Dentro de los personajes encontramos desde un pequeño ratón de campo hasta una jirafa, pasando por rinocerontes, tigres, alces y todos con sus respectivas medidas, que enviaron al diseñador de Ford. Mays tuvo que echar a andar toda su imaginación y buscar inspiración para dar con los modelos correctos para cada animal. Seguro que se preguntaría ¿Qué coche le pegaría conducir a un alce? ¿Y a un conejo policía?

Zootrópolis coches

Para el alce Mays se decidió por un convertible, pensando en los grandes cuernos, pero al final puso todo el peso visual del coche en la base y así equilibró la imagen entre el coche y la cornamenta. Así, el vehículo del alce tiene un cuerpo alto sobre una plataforma ancha, y para el capó tomó como inspiración el frontal un Cord 810/812 de 1936.

Zootróplis coches 5

Para Judy Hopps, una coneja que forma parte de la academia de policía de la metrópolis se le asigna como vehículo un carrito de limpieza mini golf.

Zootróplis coches 6

Pero tras probarse a sí misma y a todos en la comisaría ser un policía de verdad, se gradúa y puede conducir los intimidantes SUV. “Con el SUV estábamos tratando de dar al personaje principal un vehículo que reflejase sus aspiraciones de ser un oficial de policía real”, dice Mays. “Simplemente no se puede esperar un pequeño conejo conduzca algo tan agresivo como esto”. Es una mezcla entre todoterreno deportivo y militar.

zootrópolis coches4

Para un ratón de grandes orejas, Mays tomó como referencia un Isetta, ese pequeño y un tanto extraño coche que comercializó BMW en la década de los 50, confeccionado sobre un chasis de moto y con una puerta ubicada en la zona donde tradicionalmente va un capó.

Coches zootróplis 7

BMW Isetta 1955 27

Uno de los modelos favoritos del diseñador fue el que tuvo que crear para una cerdita, el Pig Car, para el que tomó como base el Morgan 3 Wheeler,  aunque con pequeñas pinceladas de imaginación como por ejemplo la parrilla frontal donde sobresale lo que asemeja a una nariz de cerdito.

Zootrópolis coches1

Zootrópolis coches3

El coche de la jirafa fue un gran desafío, el que solucionó con una cabina de altura articulada -la que permitía inclinar el largo cuello de la jirafa en las curvas mientras conducía. Esta cabina se ubicó sobre una base compuesta por una plataforma de baja altura tipo patinete. Se parece a las naves que utilizaban en la película Prometheus para inspeccionar el terreno de otro planeta, que ya vimos en los coches de ficción más increíbles de la historia.

Zootrópolis coches2

Y con esto y el tráiler de esta fantástica película, que recomiendo que veas, finaliza este artículo sin antes recordar una cita que su creador dijo cuando tuvo que ponerse manos a la obra para crear estos coches animados basados en los reales que hemos visto en anteriores post o están a la orden del día: “Cada diseño necesita una historia para darle forma”. ¡Qué envidia de imaginación!

Fuente: Jalopnik, YouTube

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta