A pesar de que son la única parte del coche en contacto con la carretera y claves en el triángulo de seguridad, por desgracia los neumáticos son a menudo uno de los grandes olvidados de los conductores. Por razones de seguridad (y de consumo de combustible) debemos vigilar la presión de los neumáticos, así como su dibujo.

La ley establece un límite de 1,6 milímetros en la profundidad del dibujo. Por debajo de esa cifra, el conductor puede ser sancionado y se pone en riesgo incluso el control del vehículo, ya que es clave para conseguir una buena frenada y buena adherencia. Una rueda en buen estado reduce la distancia de frenado hasta un 50% y disminuye la posibilidad de sufrir el temido aquaplaning. Pese a ello, sobre todo desde el inicio de la crisis, la gente no cambia sus neumáticos.

Continental In-Tire 02

Para evitar olvidos, los coches nuevos ya deben incluir obligatoriamente desde noviembre de 2012, el control de presión de los neumáticos. Parace que la tecnología será la que cuide, a partir de 2017, de que los neumáticos con los que circulamos no estén demasiado desgastados. Se trata de Continental In-Tire, un neumático que promete leer, por medio de sensores, el desgaste del dibujo.

La empresa Continental siempre se ha caracterizado por el I+D (en 2020 esperan lanzar un neumático 100% realizado con materiales naturales, sin componentes fósiles). Ahora, el Continental In-Tire contará en su interior con unos sensores, que ofrecerá al usuario, mediante tecnología inalámbrica en tiempo real, datos sobre la presión del neumático, el límite de carga del vehículo y el desgaste del dibujo.

Continental In-Tire 04

Los sensores deducirán esta información a partir de los cambios graduales que se van detectando en las características de la rodadura conforme pasa el tiempo. Por ahora la tecnología está de momento en fase de desarrollo, pero desde Continental adelantan que sus planes son poder comercializarla a partir de 2017.

Mediante la comparación de datos obtenidos por pura experiencia, el sistema es capaz de detectar cuándo el neumático rueda con una profundidad de dibujo insuficiente, e incluso puede programarse para que sea el vehículo el que informe al taller sobre la necesidad de cambiar las cubiertas de forma inminente.

Fuente: Continental
Galería de fotos:
[galery]

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta