El sistema de autoservicio instalado en algunos restaurantes de comida rápida facilita la compra sin necesidad de que tengas que bajar de tu vehículo, una opción que es realmente cómoda y práctica y te salva en más de una ocasión a la vuelta de un viaje largo o del trabajo.

En Estados Unidos lo han llevado al extremo y ahora es posible hacer desde el coche algunas de las cosas más inverosímiles (al menos desde un punto de vista europeo). Estas son algunas de ellas:

1. Ir a misa

Iglesia autoservicioEl primer alocado ejemplo que te ofrecemos está en la playa de Daytona, donde se encuentra una iglesia que ha optado por ofrecer a sus feligreses una peculiar forma de asistir a misa. Como si de un autocine se tratara, el párroco oficia la eucaristía en mitad de una explanada para cientos de conductores, que aparcan en una gran explanada a escuchar el sermón de la semana.

2. Lavar la ropa

Lavandería autoservicio

Así es, hacer la colada es más fácil si no tienes ni que bajarte del coche. Al ir de camino al trabajo puedes dejar la ropa en la lavandería y a la vuelta puedes recogerla. Un sencillo trámite que te ahorra tiempo. Además, para montar un negocio como este no se necesita ser un gran hombre de negocios, simplemente tener buen ojo para ubicar tu establecimiento en una calle concurrida… y dinero para poder ponerlo en marcha.

3. Recoger libros en la biblioteca

Biblioteca autoservicioQuizás te has topado con alguna biblioteca en el metro de tu ciudad, pero pocas son las que tienen un autoservicio para poder acceder a ella con el coche. Esta propuesta está presente en Westerville, Ohio. Una iniciativa diferente que puede ayudar a aumentar el uso de estos espacios públicos tan importantes en nuestra sociedad y que, con la llegada de las nuevas tecnologías, están perdiendo importancia.

4. Ir de safari

Safari autoservicioSafaris en mitad de la ciudad donde puedes observar a los animales a tan solo unos metros desde el asiento de tu coche. Una experiencia que a veces puede darte un disgusto pues los animales pueden acercarse a tu vehículo más de lo deseado. Esta idea es una de las pocas que han llegado a nuestro país.

5. Hacer la compra

Supermercado autoservicio

Internet nos ha dado la posibilidad de hacer la compra desde el sofá de casa, pero en Estados Unidos llevan años haciéndola sin necesidad de bajarse de su coche. Efectivamente, existen un sin fin de tiendas que ofrecen autoservico: supermercados, licorerías, ultramarinos…

Hacer la compra del mes ya no será tan difícil, pues este sencillo sistema funciona de la siguiente forma: tú solicitas los productos que deseas y un trabajador te los trae directamente al coche. Así evitarás las vueltas que das por el super buscando lo que necesitas… y no compras ni un solo capricho.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta