A menudo oímos hablar de la posible introducción de autobuses totalmente eléctricos en las flotas de transporte público de nuestras ciudades. Pero lo cierto es que esta propuesta en muy pocas ocasiones llega a materializarse. La incertidumbre económica ha sido hasta ahora un freno importante para tipo de vehículos. Y decimos hasta ahora porque el grupo Volvo junto con la auditoría KPMG han optado por llevar a cabo un estudio que cuantifica el ahorro que supondría la introducción de estos vehículos en las ciudades.

El resultado ha sido sorprendente. Una ciudad con un millón de habitantes ahorraría 10,5 millones de euros al año si todos sus autobuses públicos fueran eléctricos. El estudio ha tenido en cuenta los parámetros del ruido, las emisiones de CO2, la duración de los trayectos, los impuestos y el uso de recursos naturales. Han dejado de lado otros costos y el impacto que tendría en la sociedad. Como el aspecto monetario es el más cuantificable, y al mismo tiempo el más decisivo para llevar a cabo una propuesta, los responsables de este estudio han decidido empezar por ahí.

volvo bus electrico 03

 

Este resultado no ha nacido de un supuesto, sino que se llevó a la práctica en junio de 2015 en Gotemburgo (Suecia). Esta ciudad tiene aproximadamente un millón de habitantes y una flota de autobuses compuesta por 400 vehículos. El estudio práctico ha demostrado que el principal ahorro procedería en materia de reducción del ruido y de contaminación del aire, donde se podría llegar ahorrar 2,5 millones de euros y la reducción anual de emisiones de CO2 serían de 33.000 toneladas.

“Los buses eléctricos son un excelente ejemplo de innovación que puede crear grandes valores sociales. Al tener en cuenta factores socioeconómicos y medioambientales, nos podemos hacer una idea más realista de lo que supondrá la introducción de estos vehículos en nuestras sociedades” dice Daniel Dellham, KPMG.

volvo bus electrico 02

 

Este estudio demuestra que la realidad de los autobuses eléctricos no es una utopía (queda el reto de hacerlos más baratos) y cada vez está más cerca de ser la realidad que nos rodee en nuestro día a día. Si el ahorro en una ciudad de un millón de habitantes es de 10,5 millones de euros… ¿te imaginas lo que podría llegar a ahorrase tan solo la Comunidad de Madrid con 6.377.364 de habitantes?

Fuente: Volvo

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta