¿Cómo termina un cura acaparando los titulares del mundo del motor? Siendo un hombre de Dios diferente, sin pelos en la lengua, reivindicativo hasta el alma. La última protesta de Luis Ángel Rodríguez Patiño viene ante el mal estado de uno de los tramos de la carretera ubicada en la parroquia de Xermade (Lugo), aunque no es la única ni la más famosa, pues ha llegado a pedir la excomulgación de Rajoy.

La Asociación Española de la Carretera (AEC) hizo público recientemente un estudio que demuestra el estado deficiente tanto de las señales como de las carreteras españolas, haciendo especial hincapié en el pavimento autonómico. Precisamente uno de esos viales en estado crítico es el que une los municipios gallegos de Momán y As Pontes en el que este peculiar sacerdote ha decidido oficiar misa en forma de protesta. ¡Sí, sí, en plena carretera!

Patiño con el hábito ya colgado se dirigió justo al punto que divide las provincias de A Coruña y Lugo para llamar la atención de ambas Diputaciones, responsables del mantenimiento de esta vía. Para este menester el párroco contó con la ayuda del Consejo de Mayores y Ancianos, quienes ayudaron a trasladar hasta el lugar las flores, el altar y la Virgen de los Dolores.

El cura de forma simbólica esparció cenizas por la carretera mientras explicaba que la Virgen expresa “el dolor de muchas madres por la muerte de sus hijos en accidentes y el temor cada vez que salen de casa porque no saben si pasará algo, por el mal estado de nuestras calzadas”.

cura reivindicativo

El letrero en el que se podía leer “Jesús es el camino de la vida, esta carretera es el camino a la muerte. Galicia paga sus impuestos” ya dejaba patente las intenciones de esta misa. Asimismo, Patiño denunció delante del alcalde de Xermade la falta de “actuación de las diputaciones tanto de A Coruña como de Lugo, ante sus grandes baches que provocan accidentes”. Y es que el vial que une Momán con As Pontes (en el que el propio cura sufrió un accidente) reconoce que es “intransitable, con un pequeño tramo de dos kilómetros en obras que nunca dan terminado y todo su recorrido lleno de baches”.

 

El sacerdote, con cinco carreras en su haber, relata que ya le han abierto expedientes en numerosas ocasiones, entre las que está el famoso Belén contra los deshaucios, pero eso no le frenará en su afán reivindicativo. “No pasa nada, mientras no me lo levante el de arriba…”, sentencia. Además, de la ayuda divina cuenta con la de muchas asociaciones de motoristas críticos con los guardarraíles.

Las marchas de estos motoristas pretenden reivindicar en mayor medida la instalación de sistemas de protección en los guardarraíles en toda la red viaria aunque también denuncian el estado del firme de muchas carreteras. “Hay un grave problema de mantenimiento. A veces se realizan rebacheos que dejan un firme irregular en la calzada que supone un riesgo añadido”, explican a La Voz de Galicia.

Fuentes: Amigus, La Voz de Galicia, El Huffington Post
Imágenes: Youtube, cc Flickr chrisUK

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta