Como algunos lectores ya sabréis, Volvo ha desarrollado recientemente un sistema que utiliza un radar en el vehículo para alertar a los conductores de la presencia de peatones y ciclistas en la carretera frente a ellos. Ahora, la Universidad Técnica de Munich ha presentado un sistema propio, que permite detectar incluso aquellos peatones que no están dentro de la línea de visión del coche.

En el sistema de la universidad, denominado Ko -TAG ​​de la universidad, los peatones y los ciclistas llevan un transpondedor (un dispositivo utilizado en telecomunicaciones cuyo nombre viene de la fusión de las palabras inglesas Transmitter (Transmisor) y Responder (Contestador/Respondedor). Podría ser un pequeño dispositivo portátil o estar incorporado en un teléfono móvil.

Los coches, por su parte, transmiten una señal de radio codificada. En cuanto el vehículo se pone en el radio del alcance de un peatón, el transpondedor de esa persona recoge la señal y responde, transmitiendo de nuevo al vehículo su situación “en un patrón temporal muy preciso”. Mediante el análisis de ese patrón, el sistema de posicionamiento a bordo del vehículo podrá determinar la velocidad y la trayectoria del peatón.

Combinando la ubicación de origen de la señal de retorno con las coordenadas GPS del coche, es capaz de determinar la ubicación de los peatones con un margen de error de unos pocos centímetros, en unos pocos microsegundos. Si se determina que el vehículo y la persona están a punto de chocar, puede alertar al conductor o incluso aplicar automáticamente los frenos.

La gran ventaja del sistema es que, a diferencia de la tecnología por radar, puede detectar peatones incluso cuando están ocultos a la vista. Esto podría salvar a la gente de ser atropellada al caminar entre los coches aparcados, u otros objetos. Sabemos que Volvo trabaja en un sistema de comunicación coche-ciclista, pero los detalles sobre cómo funciona aún no se han hecho públicos.

Fuente: Technische Universitaet Muenchen

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta