El Dodge Challenger SRT Demon es uno de los modelos más esperados del Salón de Nueva York. Durante los últimos meses hemos podido ver al radical muscle car en una serie de teasers, pero finalmente ya disponemos de todos sus detalles. Toma como base al Challenger SRT Hellcat y va un paso más allá en términos de potencia y prestaciones. De esta forma la denominación Demon será la más extrema del fabricante americano.

No se trata de un coche cualquiera, se trata del más rápido en el mercado en el cuarto de milla y también en aceleración de 0 a 96 km/h (60 mph), según la marca. Parece haber nacido para coger velocidad en línea recta y motivos no le faltan para postularse como el referente. Completa el cuarto de milla en 9,65 segundos (con una velocidad final de 225 km/h) y acelera de 0 a 96 km/h en solo 2,3 segundos. El principal causante de estas cifras se esconde bajo su capó.

Se ha tomado el motor V8 sobrealimentado de 6.2 litros que en el Challenger SRT Hellcat tenía 717 CV y se ha elevado su potencia. Entre las modificaciones están un nuevo supercargador de 2.7 litros que sopla a 14,5 psi (en el Hellcat a 11,6 psi), nuevos pistones, válvulas o un sistema de refrigeración revisado (ahora hasta los faros son huecos para favorecer la entrada del aire). El resultado son 851 CV (840 hp) y 1.044 Nm de par, una auténtica bestia.

Pero esta cifra tiene explicación. El Dodge Challenger es el primer coche de producción que puede utilizar gasolina de 100 octanos (la misma que se utiliza en competición) y con este combustible es con el que consigue los 851 CV. Para los que decidan repostar con gasolina normal, el motor HEMI tendrá una potencia de 819 CV (808 hp). El muscle car se ofrece con una llave secundaria para limitar la potencia a 500 CV, ¿alguien la usará?

El motor va ligado a una caja de cambios automática TorqueFlite 8HP90 de ocho velocidades, que ha sido reforzada para que cumpla aún mejor que la del Hellcat. Trabaja en conjunto con el TransBrake, que detiene el coche permitiendo que se revolucione hasta las 2.350 rpm para obtener una mejor salida. No es de extrañar entonces que con las ruedas Nitto (de drag) la marca afirme que es capaz de dejar las ruedas delanteras en el aire y conseguir aceleraciones de 1,8 G.

Por si fuera poco, el Dodge Challenger SRT Demon es hasta 90 kg más ligero que el Hellcat. Lo consigue eliminando un buen número de elementos como el asiento del copiloto, los traseros o los 16 altavoces, y también utilizando barras estabilizadoras huecas, pinzas de freno de aluminio y simplificando el cableado. Si la pérdida de los asientos es un inconveniente, la marca da la opción de montarlos de nuevo por el simbólico precio de un dólar.

El Dodge Challenger SRT Demon es el modelo más radical de la marca, todo un dragster homologado para la calle. Por desgracia este muscle car americano se quedará al otro lado del charco, ya que su producción está limitada a 3.000 unidades en Estados Unidos y otras 300 unidades más para Canadá.

Fuente – Dodge

Galería de fotos:

Ver galeria (54 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta