Se habla mucho de que los millenials pasan del coche, que las nuevas generaciones no están interesadas en vehículos. Puede que así sea (los estudios no hacen más que confirmarlo, donde esté el móvil, para un joven que se quite todo), pero hay excepciones. Muchos conocemos jóvenes amantes de los automóviles… incluso niños que reconocen vehículos mejor que a sus abuelos… pero lo de estos dos rusos lo supera.

Utilizando las palas con las que juegan habitualmente en la guardería, dos niños rusos de cinco años  cavaron un túnel por debajo de la valla de seguridad del jardín de infancia y huyeron. Como si se tratase de la Gran Evasión, la mítica película de Steve McQueen, parece que habían preparado su fuga varios días antes.

nino pala excavar

Y ahora llega lo mejor. El propósito de su fuga era escapar para llegar a un concesionario de lujo y comprar un coche deportivo, tal como asegura The Guardian, que cita al diario Komsomolskaya Pravda. Los menores tuvieron que caminar  un poco más de un kilómetro y medio con dirección a un concesionario de vehículos de lujo. El objetivo de los pequeños era comprar un Jaguar. Una mujer se fijó en ellos y les preguntó qué hacían. Los menores le dijeron que se habían ido de la guardería para comprar un Jaguar, pero que no tenían dinero. La mujer los puso en su coche y se los llevó a una comisaría de policía.

Llama la atención la meticulosidad de los pequeños. La pareja de fugados aprovechó una excursión que su clase para huir de la guardería, ubicada en la ciudad de Magnitogorsk en la región de los Urales. Comenzaron a cavar un túnel bajo de la valla que delimita su centro educativo. Cuando el agujero fue suficientemente grande como para escapar, huyeron para comprar su Jaguar.

Se calcula que los menores estuvieron fuera de la guardería media hora. A pesar del incidente, los padres de los niños no presentaron ninguna denuncia contra el jardín de infancia.

Vía: The Guardian
Foto: cc Flickr Camilla Nilson

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta