Hace ahora ya un año que DS se desligó por completo de Citroën como marca independiente. El primer paso fue sacar todo rastro de los chevrones de su gama de vehículos. Comenzó por el DS 5 2015, siguiendo con el DS 4 2016 (que llegó con la variente Crossback) y el último en llegar ha sido el DS 3 y su carrocería descapotable. Ahora llega el momento de explorar nuevos territorios y para ello han creado este DS E-Tense Concept, un cupé biplaza eléctrico que refuerza la idea de DS como fabricante premium.

¿Puede estar la marca, que compite en la Formula E, adelantándonos la imagen de un futuro deportivo eléctrico bajo este agresivo diseño? No es tan descabellado. Toda firma premium ha de estar en ese segmento… y si se quiere vender además tecnología novedosa, la propulsión eléctrica es clave (ahí están, sin ir más lejos el BMW i8 o el Audi R8 e-tron).

DS E-Tense Concept 2016 03

DS E-Tense Concept 2016 04
DS E-Tense Concept 2016 06

Con 4,72 metros de longitud, el DS E-Tense Concept es ligeramente más largo que esos dos deportivos con novedosos sistemas de propulsión. Su diseño recupera detalles del Divine DS, con una calandra poderosa, unos pasos de rueda muy prominentes que dibujan prácticamente el lateral prescinde de la luna trasera. Los neumáticos Michelin Pilot Supersport desarrollados específicamente para este modelo, calzados sobre unas llantas de 20 pulgadas redondean el conjunto.

Un detalle que lo emparenta con el mítico Citroën DS son un detalle de las ópticas DS Active LED Vision. Estos faros con tecnología LED, además de poder ampliar su rango de iluminación en malas condiciones climáticas giran al compás de la dirección hasta 180 grados.

DS E-Tense Concept 2016 interior 02

El DS E-Tense Concept se basa en una plataforma monocasco en fibra de carbono, con suspensiones de doble paralelogramo en ambos ejes. No hay detalles de su sistema de propulsión eléctrico, más allá de que tiene 402 CV y 516 Nm de par, enviados a dos ruedas motrices y alimentados por baterías de iones de litio que le darían 310 km de autonomía (360 km en ciudad). Las prestaciones, anunciadas, 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y una velocidad máxima de 250 km/h. Nada mal para un eléctrico.

El habitáculo, biplaza, es tremendamente futurista, con una enorme pantalla multimedia protagonizándolo… sin perder de vista el lujo con el que DS impregna a todos sus diseños. Y, como es habitual, han recurrido a las mejores marcas francesas de todo tipo para rematarlo: un reloj en la consola central obra de BRM (que puede llevarse en la muñeca), soportes para cascos de Moynat, o el un sistema desonido de Focal con nueve altavoces y 640W de potencia. La información de la marca habla de 800 horas de trabajo para darle forma.

Fuente: DS
Galería de fotos:

Ver galeria (11 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta