Una vez más, Copenhague lidera la apuesta mundial por el transporte sostenible y el respeto al medioambiente. La ciudad, mundialmente conocida como la ciudad de la bicicleta, se atreve ahora con los coches eléctricos. Los residentes de esta ciudad ya pueden alquilar alguna de las 400 unidades de BMW i3 que el ayuntamiento de la ciudad ha puesto a disposición de la ciudadanía. Estos coches funcionan con la misma tarjeta que usan para el transporte público y cuenta con un gran numero de estaciones para recargar sus baterías.

Esta apuesta revolucionaria, que empezó el pasado 3 de septiembre, entra dentro del programa de car sharing de BMW, DriveNow. La capital danesa contará con una flota de 400 vehículos que dispondrán de 600 puntos de recarga para vehículos eléctricos repartidos por toda la ciudad. Con el objetivo de impulsar esta iniciativa, se ha decidido que el coche eléctrico forme parte del sistema de transporte público de la ciudad, por lo que desplazarse en estos coches será igual que viajar en autobús o metro.

BMW i3 Copenhague transporte publico 2015 02

Igual que en otras ciudades, una aplicación móvil es la que se está encargando de impulsar la iniciativa. La app automatiza todo el proceso, e incluso te señala dónde está el coche disponible más cercano a ti. Dentro de las comodidades de este nuevo sistema de transporte, destaca que no es necesario que estaciones el coche en un punto determinado, sino que puedes aparcar en cualquier zona (libre de pago) de la ciudad. También se está barajando la posibilidad de que exista un punto de recogida en el aeropuerto de Copenhague-Kastrup.

El primer modelo eléctrico de BMW (de gran producción en serie, pues antes hubo muchos experimentos) ya había sido incorporado a otras flotas de Drive Now en Reino Unido, Estados Unidos y Alemania, pero en Copenhague es diferente debido a dos razones. En primer lugar, no existía una flota anterior a esta, por lo que el sistema es totalmente nuevo y esta compuesto, única y exclusivamente por coches eléctricos.  Y en segundo lugar, entra dentro de esa tarjeta de transporte público que permitirá un uso mayor del sistema. El jefe  de servicios de movilidad del Grupo BMW, Bernhard Blattel,  está convencido que el car sharing, unido a los transportes públicos convencionales, será la movilidad del futuro.

BMW i3 Copenhague transporte publico 2015 03

Esta iniciativa no solo permite un transporte más sostenible, sino que también permite al ciudadano de a pie poner a prueba los nuevos vehículos eléctricos que hay en el sistema, fomentando sus ventajas para un futuro más ecológico. Y si se trata de un coche tan interesante como el BMW i3 de nuestra prueba, servirá de paso para dar a conocer esta tecnología entre el gran público.

Fuente: BMW Blog

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta