Las baterías de litio cuentan con un enemigo poco conocido pero muy habitual que te ayuda a entender porque a veces se pueden descargar tan fácilmente: el frío. Las bajas temperaturas provocan que se vacíen más rápido de lo normal, un problema común que desde siempre se ha intentado subsanar con materiales aislantes… pero que aumentan el tamaño y el peso de la misma, provocando que algunos dispositivos actuales no puedan usarlas.

Para remediar este problema, unos científicos de la Universidad Estatal de Pensilvania (EEUU) han conseguido desarrollar una batería de litio que es capaz de aguantar temperaturas bajo cero sin perder energía.

Chevrolet Bolt EV 2017 baterias

 

Los científicos lo han logrado modificando la estructura  de las baterías de litio convencionales incluyendo láminas de níquel en su interior. De este modo, la corriente se desvía a través de las placas de níquel y genera calor interno. En el caso de que la temperatura vuelva a ser superior a los cero grados, el dispositivo acciona un interruptor que interrumpe esta acción y vuelve al funcionamiento normal. Así, esta nueva batería de litio puede recalentarse a sí misma con un gasto de energía mínimo. Los científicos afirman que este tipo de baterías pueden pasar de menos 30 grados centígrados a cero en tan solo 30 segundos, con un consumo mínimo del 5,5% de su capacidad.

Este descubrimiento podría aplicarse para las baterías de los coches eléctricos ademas de permitir avances en el campo de la robótica y la exploración espacial. Pero como te puedes imaginar, también es perfecta para teléfonos móviles inteligentes o para ordenadores portátiles, que en la actualidad no operan adecuadamente en condiciones de frío extremo.

A pesar de los buenos resultados, habrá que esperar a que esta innovadora tecnología comience a comercializarse y a instalarse en las tan extendidas baterías de litio.

 

Fuente: EFE

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta