Últimamente no paramos de ver novedades de la compañía norteamericana Local Motors. Hace unos días nos presentaron la fabricación del coche impreso en 3D en menos de 46 horas y sus planes sobre la producción de chasis con esta tecnología. Ahora le toca abrirse paso a un futuro modelo, el Street Fighter SF-01. Un prototipo que ha surgido de un concurso en el que varios participantes ofrecieron sus más innovadores bocetos, dando la oportunidad a los concursantes de que su prototipo salga a producción.

Local Motors desafió a los participantes del concurso llamado Sport Car Design Challenge, a diseñar un vehículo centrado en la estética y con unas prestaciones de un puro deportivo y, sobre todo, que tuviese una profunda relación piloto-máquina. Además, era necesario de que fuese un coche legal para circular por la calle. Local Motors SF-01 2 Los modelos se debían presentar en diseños de 2D y 3D, ofreciendo una perspectiva visual de todas y cada una de las esquinas del prototipo. Las prestaciones mecánicas estaban condicionadas. Desde un primer momento la compañía de EE.UU. sabía que debía montar un motor de cuatro cilindros turbo (aún sin especificar sus prestaciones) en posición frontal, una caja de cambios que propulse al vehículo de las ruedas traseras y un sistema de suspensiones independientes.

Es decir, con todas estas especificaciones querían llegar a la conclusión de un vehículo lo más ligero posible y ágil que ofrezca un chasis que no pierda el control en el asfalto. Asimismo, no podía incorporar más de dos plazas. Todo ello, con un presupuesto de coste por unidad que no superase los 30.000 dólares (unos 23.000 euros al cambio actual) o menos.

Recibieron más de 200 diseños, y la semana pasada se desveló al ganador. El jurado de Local Motors se decantó por el SF-01 Street Fighter, diseñado por Greg Thompson. Según afirmaron, el diseño es precioso, gracias a unas líneas acordes con lo solicitado y una carrocería libre de techo que le da un aspecto de deportivo innato. Además, se dejaron libres los paneles de las puertas para que la propia compañía decida entre las múltiples opciones, qué paneles incorporar. Local Motors primer puesto Según comentó el ganador, la estructura del diseño de este concept, es innovadora a la vez que efectiva. Es un chasis muy ligero, con prestaciones racing que, al mismo tiempo, se puede utilizar como coche de diario. Sin lugar a dudas, tuvo que ser una decisión bastante dura para el jurado de la compañía, teniendo en cuenta la calidad de los diseños presentados al concurso.

En el segundo puesto, tenemos esta belleza de Gabriel Hantig, un prototipo con una estética muy atrevida más enfocada al circuito. Al igual que el SF-01, el desplazamiento del habitáculo en la parte posterior del vehículo, permite colocar el motor en una posición frontal-central, ofreciendo así un reparto de pesos muy centrado. Local Motors segundo puesto En el tercer lugar, terminó el diseño de Narcis Mares, inspirado en lo más puro del Lotus Super Seven, también con una estructura tubular y motor frontal-central. En este caso, quizá el modelo era demasiado radical para lo que buscaban en Local Motors, y no logró escalar más posiciones. Sin embargo, fue una opción a considerar.

Local Motors tercer puesto

El objetivo principal de Local Motors con este concurso, es ofrecer una mini-producción de vehículos al mercado. Confirmaron que los vehículos podrán ser producidos y vendidos en el plazo de dos años. Por tanto, ahora todo queda en manos de la compañía de Norteamérica, que se pondrá a desarrollar el deportivo de Greg Thompson. No cabe duda de que en el momento en que salga al mercado, se completará el sueño de este diseñador de ver su diseño en la calle, y no solo el suyo, ya que si el resultado final es igual que el presentado, tendrá muchos seguidores en el mercado.

Fuente: Local Motors
Galería de fotos:

Ver galeria (9 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta