Desafortunadamente la mayoría no disponemos de una mansión con circuito incluido, por lo que nuestra mejor opción pasa por acudir a las pistas de kart. Allí subidos a un monoplaza de estas características es dónde liberamos nuestra adrenalina, sin embargo, estos vehículos que aceleramos sin parar hasta ver la siguiente curva ya disponen de su versión eléctrica.

La multinacional alemana Bosch en colaboración con la Asociación Alemana Motorsport y Mach 1 Kart han creado un kart eléctrico con un impulso de 48 voltios, 27 CV de potencia y 300 Nm de par en las ruedas traseras lo que le permite llegar a alcanzar los 130km/h. Este prototpo de e-kart consigue acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo cinco segundos.

kart eléctrico 03

“El kart eléctrico fue capaz de alcanzar los 100 km/h en menos de cinco segundos y de alcanzar una velocidad máxima de más de 130 km/h incluso en su ejecución inicial”, explica Klaus Böttcher, vicepresidente de Bosch Motorsport. A lo que agrega: “en las próximas semanas y meses vamos a continuar con las pruebas para explotar aún más las capacidades del nuevo e-kart”.

El coche, que bien podría compararse con el Model S de Tesla o con el superdeportivo Audi R8 e-tron, es capaz de soltar todo el par manteniéndose a dos pulgadas del suelo. Dispone además de frenado regenerativo que se activa cada vez que se levante el pie del acelerador, es decir, el piloto así puede evitar tener que pisar el pedal del freno en plena pista.

kart eléctrico 05

El sistema que emplea un conjunto de sensores y arnés de cableado para distribuir así la energía está diseñado para poder ser implantado en los coches compactos. Y será el próximo año cuando entre en producción para los sistemas de calle, a los que denominan ya como Sistema de Recuperación Boost (BRS).

Este sistema que se incluirá en los coches que se deslizan por nuestras calles proporcionará un extra de 20 CV y 150 Nm de par para los vehículos compactos a gasolina. Los diseñadores explican además que esa potencia extra está respaldada por un 15% menos de consumo de combustible y de emisiones de dióxido de carbono.

Los futuros Ayrton Senna que “corren para ganar y no para ganar dinero” como comentaba el propio piloto ante la oferta de Ferrari en 1992 ya pueden deleitarse con esta versión eléctrica.

Fuente: Bosch
Galería de fotos:

Ver galeria (6 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta