Fue hace menos de tres meses que en el Museo Nacional de Corvette en el estado de Kentucky, un agujero enorme (más de 12 metros de diámetro y 9 metros de profundidad), engulló varios Chevrolet Corvette míticos, entre ellos el “número un millón fabricado”. Lógicamente tuvieron que cerrar la zona del accidente y esperaban poder arreglarlo todo antes del próximo agosto, mes en el que el museo cumple 20 años.

Sin embargo, lo que parecía una catástrofe, puede resultar en una nueva forma de hacer dinero. Desde que los ocho coches siniestrados fueron rescatados del socavón, el museo ha tenido un repunte en número de visitantes que se han pasado para ver los vehículos. Según comento el museo a la CNN, las visitas aumentaron un 50% en el mes de marzo, de ahí que barajen dejar el agujero intacto en el “Skydome” junto con los Corvette, como si fuese una herida de guerra.

chevrolet corvette estrelladoVarios de los ocho Chevrolet Corvette tienen posibilidad de ser reparados, otros sin embargo como el Chevrolet Corvette Mallett Hammer Z06 no tienen tanta suerte. Como explicó un responsable del museo “Existe la posibilidad de dejar el agujero. aunque estamos viendo si ponemos un puente por encima para que crucen los visitantes, un suelo de cristal o una escalera para bajar. Hemos hablado con una empresa de construcción y con geólogos de la universidad de Kentucky para que nos den su opinión. Sería algo totalmente novedoso en el mundo de los museos”.

Tras el accidente, el museo recibió más de 75.000 dólares en donaciones y como dato curioso, el museo ha guardado un frasco de tierra que cayó encima del 1992 Chevrolet Corvette 1 millón fabricado. Piensan subastarlo y el precio de salida alcanza ya los 540 dólares. Seguiremos atentos a lo que ocurre respecto a la decisión final de este museo.

Fuente: Autoblog

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta