En 1987 el Nissan Patrol Fanta consiguió la victoria en la categoría diésel en el Dakar además de ser el primer coche diésel que se posiciona entre los diez primeros en alcanzar la meta en la carrera en general. En 2017, exactamente 30 años después, el coche ha sido restaurado y volverá a competir esta edición de la carrera.

En 2014, el coche fue encontrado en un museo “hecho chatarra”. Fue entonces cuando un equipo de ingenieros del Centro Técnico Europeo de Nissan (NTCE, siglas en inglés) decidió ponerse manos a la obra y reconstruir esta obra de arte. El proyecto no ha sido realizado de forma oficial, sino que se trata de un “proyecto personal” por parte de los colaboradores.

30 years on: Nissan’s iconic 1987 Paris-Dakar rally car rides again

El director del equipo de Ingeniería Eléctrica y Electrónica, Pedro Díaz Illan, ha asegurado que fue “un momento de orgullo.Hemos puesto todo nuestro cerebro, corazón y alma en este proyecto y no ha resultado nada fácil, pero volver a ver el coche en el desierto ha sido fantástico”. Díaz Illan es el único miembro que formaba parte del equipo original de 1987.

“Hemos puesto todo nuestro cerebro, corazón y alma en este proyecto y no ha resultado nada fácil, pero volver a ver el coche en el desierto ha sido fantástico”

.

El 1 de enero de 1987, 312 vehículos se posicionaban en la línea de salida para participar en el París-Dakar, una durísima carrera de 13000 kilómetros a través de Europa, Argelia, Níger, Mali, Mauritania y Senegal. El equipo Nissan Fanta compitió con dos vehículos: El coche 211 conducido por Miguel Prieto como piloto y Ramón Tremens como copiloto, y el 212, conducido por los hermanos Jorge y Hansi Babler. El 212 se retiró de la carrera tras rodar en una duna y fue el 211 el que conseguiría la victoria en la categoría diésel y el puesto número nueve en la carrera general.

Tras finalizar la carrera los coches se retiraron de la competición y el 211 fue donado donado a Salvador Claret, una colección de coches privada en forma de museo que se sitúa al sur de Girona. Ha sido aquí donde el coche ha permanecido las últimas diez décadas, y donde los ingenieros de Nissan se lo encontraron en ese estado tan lamentable.

El duro proceso de reconstrucción del Nissan Patrol Fanta

La idea de recuperar el coche surge en febrero de 2014, cuando los técnicos ven las imágenes del coche en un foro de Internet y se dan cuenta de que faltaban tres años para el aniversario de la emblemática carrera. Juan Villegas, técnico del NICE e integrante del equipo de restauración, explicaba que “el motor se encontraba en un estado terrible. No se podía arrancar y muchas piezas estaban muy corroídas. Además, el eje delantero estaba bastante dañado”.

30 years on: Nissan’s iconic 1987 Paris-Dakar rally car rides again

Finalmente, en noviembre de 2016, el coche se encontraba completamente restaurado y listo para volver a competir. Villegas dice que sentirse “inspirados por el recuerdo de ese equipo, que decidió participar en la carrera más difícil del mundo y consiguió tanto éxito”. Es este vídeo puede ver todo el proceso:

Fuente: Nissan

1 COMENTARIO

  1. Da gusto de ver y enterarse k hay personas tan maravillosas y tener sentimiento hacia un coche y saber valorar lo que fue el patrol me orgullese esta noticia ya dio la vuelta al mundo

Deja una respuesta