Todo el mundo esperaba un SUV pequeño de Hyundai, un coche por debajo del Tucson 2015 del que por ahora la única información oficial es su nombre: Hyundai Kona (por la isla más grande de Hawai).

Más allá de las bromas que surgirán en Galicia con su denominación (en Portugal su nombre ha sido hábilmente cambiado por el de Hyundai Kauei para que no se confunda con el nombre que se le da a la vagina femenina), hay cosas interesantes que debemos saber de él.

Una de ellas es que los ingenieros de la firma coreana se están tomando realmente en serio su desarrollo. La marca cuenta con una fábrica de desarrollo junto al trazado alemán de Nürburgring. Ya no resulta extraño entonces que veamos allí muchos vehículos rodando, además de los deportivos que se lanzan a conseguir récords de velocidad.

El nuevo todocamino de Hyundai ha sido visto rodando por el Infierno Verde bajo el típico traje de camuflaje. Durante este test llevado a cabo por Hyundai se ha probado la fiabilidad del nuevo Kona.

Todavía desconocemos muchos detalles sobre este modelo, incluida su mecánica, pero parece que el SUV coreano recibirá los motores que conocemos de otros modelos del Grupo, como el motor 1.0 T-GDI con 100 o 120 CV (que conocemos de nuestra prueba del Kia Rio y nuestra prueba del Kia cee´d SW) y también el diésel de 1.4 litros.

Este modelo, que llegará al mercado para enfrentarse con rivales como el Renault Captur o el Peugeot 2008, entre otros, contará con un nuevo hermano todavía no desvelado, el Kia Stonic con el que compartirá plataforma.

Vía: Newspress

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta