La quinta edición del programa de incentivo a la compra de automóviles a cambio de achatarrar uno antiguo, el Plan PIVE 5, ha agotado hasta la fecha el 70% de sus fondos y se prevé que acabe con el presupuesto durante la primera quincena de junio. Se trata entonces de un excelente momento de compra, ya que, como veíamos en nuestro último informe de precios, los coches han bajado de media 450 euros desde finales de 2013, lo que lo sitúa en precios mínimos del semestre (sin contar las ayudas).

Según informaron fuentes del sector a Europa Press, hasta el momento se han adscrito al Plan PIVE alrededor de 110.000 operaciones, lo que supone el 70% del total de los 175.000 vehículos que se podrán beneficiar de estas ayudas a la compra.

kia-concesionario-2012Las mismas fuentes indicaron a la agencia de noticias que, desde que entró en vigor esta iniciativa del Gobierno a finales del pasado mes de enero, un total de 5.000 expedientes han sido anulados por algún defecto de forma o por no cumplir con los requisitos exigidos. Por otra parte, las comunidades autónomas que más solicitudes están realizando son Andalucía, Cataluña y Madrid.

El presupuesto del PIVE 5 se sitúa en 175 millones de euros y procede de un crédito extraordinario del Ministerio de Industria, Energía y Turismo. Este programa recoge ayudas de 2.00 euros a las personas que compren un coche nuevo de hasta 25.000 euros antes de IVA, cifra que se incrementa hasta 30.000 euros en el caso de personas con algún tipo de discapacidad.

Para poder recibir dichos incentivos se deberá entregar para su achatarramiento un coche de diez o más años de antigüedad (siete o más en el caso de vehículos comerciales), por lo que recibirán una ayuda de 2.000 euros (1.000 euros procedentes del Estado y 1.000 euros de los puntos de venta). La medida intenta ayudar a reducir la edad media del parque móvil español, al tiempo que reducir sus emisiones.

Fuente: Europa Press

2 COMENTARIOS

Deja una respuesta