Hace poco más de un mes, el Lamborghini Huracan Performante estableció un nuevo récord que lo sitúa como el vehículo de producción más rápido en el trazado alemán de Nurburgring. Su tiempo de vuelta – 6 minutos 52 segundos – mejoró en cinco segundos el anterior récord (marcado por el Porsche 918 Spyder), pero su reinado está en peligro… El culpable de este jaque al rey tiene nombre propio: Porsche 911 GT2 RS, la versión más potete del Porsche 911 2016.

El 911 más radical de la marca alemana ha sido visto realizando test en el circuito de Nurburgring. Por el momento, sólo se ha dejado ver en versión de prueba, aunque se calcula que a finales de año podría debutar la versión de producción. Cuando esto suceda, el Huracán Performante recibirá un rival con un propulsor de seis cilindros bóxer biturbo que desarrollará 650 CV de potencia (10 CV más que el Lamborghini).

Hablamos del 911 más potente de la historia. Si todo va según lo previsto, Lamborghini podría tener que hacer las maletas cuando acababa de sentarse en el trono del “infierno verde”.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta