El inicio de las vacaciones de julio llega con una mala noticia para todos aquellos que piensan viajar en coche. El precio del litro de gasolina se ha situado esta semana en 1,448 euros de media, lo que supone no solo el máximo de este año, sino también el mayor nivel desde septiembre de 2013, según datos recogidos por Europa Press a partir del Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE).

La gasolina alcanza esta cota a unos días del inicio de las vacaciones de julio para millones de españoles. La gasolina se encareció un 1,4% en la última semana y su precio es ahora un 2,9% superior al de enero. Si lo comparamos con la misma semana del año pasado, es un 1,6% más caro. El litro del gasóleo, por su parte, marca una subida del 1,5% en la última semana y se sitúa de media de 1,34 euros, un nivel desconocido desde finales de febrero. Este combustible, consumido por cerca del 80% del parque automovilístico, cuesta ahora un 1,2% menos que en enero, pero un 0,5% más que en la misma semana del año pasado.

Como justificación a esta subida de precios de los combustibles se señala al encarecimiento del petróleo observado la semana pasada. Desde ese momento, el barril de crudo Brent, de referencia en Europa, cotizaba este jueves a 114,3 dólares, mientras que el Texas ‘sweet light’ americano se cambiaba a 106,22 dólares. Los analistas señalan a la escalada de tensión en Irak como el causante de la cotización del crudo en las últimas semanas.

surtidor gasolinaCon la subida de la última semana, el llenado de un vehículo de gasolina con un depósito medio de 55 litros de capacidad ha pasado de costar 78,48 euros a 79,6 euros, mientras que el llenado del depósito de un vehículo de gasóleo ha pasado de 72,6 euros a 73,7 euros. Lo que más llama la atención de la actual evolución de precios es el ensanchamiento de la brecha entre la gasolina y el gasóleo. El primero de estos combustibles cuesta 10,8 céntimos de media más que el segundo, la mayor diferencia en los últimos años.

El que no se consuela es porque no quiere. Pese a este repunte, los carburantes siguen costando en España menos que en la media de la UE, donde el precio de venta al público del litro de gasolina asciende a 1,586 euros y a 1,614 euros en la zona euro. Por su parte, el litro del gasóleo asciende a 1,427 euros de media en la UE de los 28 y 1,401 euros en la Eurozona. El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos y a los nuevos gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal.

Fuente: Europa Press
Más información: Boletín Petrolero de la Unión Europea

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta