Últimamente y con más celeridad que nunca se observan en las novedades de modelos presentados por las marcas, versiones o prototipos completamente eléctricos. El Chevrolet Camaro aún no cuenta con una versión de cero emisiones a pesar de los rumores que circulan por la red acerca de un Corvette EV y que podrían apuntar a una versión eléctrica del Camaro también.

A falta de un prototipo eléctrico, quiénes sí que cuentan con uno son los empleados de Caddy Shack aunque solo sea para ir de golf. El modelo, como se puede observar en las imágenes, no tiene nada que envidiar a otros coches de golf de otras marcas y, además, ha obtenido el sello de aprobación de la General Motors.

El coche para golf con el nombre de Camaro Fifty va cargado con faros, luces traseras, espejo retrovisor y claxon. Alcanza hasta los 31 km/h con su potencia eléctrica de 48 V. Por si llueve, este pequeño Chevrolet cuenta también con accesorios como un parabrisas extraíble y una cesta de golf.

La gracia no es asequible para todos los bolsillos, en la página de la empresa se puede observar versiones eléctricas del Ford Mustang que cuesta alrededor de 18.000 euros y el Ford F-150 por 15.000. De todas formas, tampoco es que el golf sea un deporte muy generalizado entre la población. Queda la anécdota para la memoria y reconocimiento del trabajo realizado.

 

Ver galeria (6 fotos)

Fuente: Caddy Shack y Motor Authority

Via: Motor 1

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta