Thomas Senkel es un físico alemán que siempre podrá presumir ante sus colegas de haber sido el primer humano  en volar a bordo del Skydriver one, una moto voladora. ¡Sí, como lo lees! La prueba inaugural del vehículo tuvo lugar en las Islas Canarias, el pasado mes de marzo.

Hasta ahora sólo había visto a un 105E Ford Anglia sobrevolar Londres y fue en el mundo fantástico de Harry Potter, así que no cuenta, pero parece que lo que parecía imposible ya no lo es.

SkyDriver One (6)

La idea que ha tenido Senkel, uno de los nuevos DaVinci del siglo XXI, es poder conducir en un espacio entre la carretera y el cielo, y yo ¡lo quiero probar! imaginaros la impresión de salir volante con tu moto ¡adrenalina pura! (en el video se ve).

Para el Skyrider One ha optado por un diseño práctico, sencillo y elegante. Es una moto eléctrica de dos ruedas, con un motor de cubo de 8 CV para accionar la rueda trasera, y con un máximo de 17 CV de potencia. El motor acciona una hélice grande situada en la parte trasera, que es le permitirá despegar y volar. Para surcar los cielos dispone de un parapente que se despliega. Volar es sólo una cuestión de ganar suficiente velocidad para que la moto pueda despegar.

SkyDriver One

Tras la prueba Senkel aseguraba estar muy nervioso, tanto a la hora de despegar como cuando aterrizó. “Tengo algo de experiencia con los aterrizajes pero el comportamiento de la Skyrider One era desconocido. Después de aterrizar, me sentí aliviado de que todo hubiese salido bien. El próximo vuelo sería mucho más fácil”.

Skyrider One puede despegar en cualquier terreno plano o pista de aterrizaje. El piloto tiene que hacer frente a un ligero viento de frente; los vientos cruzados no son adecuados. Una vez en el aire, es posible cambiar el motor por completo y depender del parapente para mantenerse en el aire durante horas, potencialmente, a la vez sin agotar la batería.

SkyDriver One (3)

El prototipo tiene sólo dos pequeñas baterías de polímero de 3 kWh de litio, dándole una autonomía total de hasta 120 km en la carretera con una velocidad máxima de unos 60 km/h o 30 minutos de vuelo a motor si se ejecuta la hélice constantemente. También es extremadamente ligero, pues tiene un peso de apenas 108 kg.

Ahora el físico está buscando socios de producción y comercialización para que el Skyrider One llegue al mercado. A pesar de que sólo estamos en los albores de la era de la aviación eléctrica, parece que esto es lo que nos aguarda el futuro y Thomas Senkel ya ha construido la primera prueba. El vuelo inaugural de Senkel en el Skyrider One que te traemos a continuación es, sencillamente, histórico:

Fuente: Skydriver One

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta