El Tesla Model 3 es un coche que, aunque no haya llegado al mercado, está levantando una expectación brutal. Quiere ser el modelo que marque un punto de inflexión entre los eléctricos, siendo el modelo más asequible de la marca. En su lanzamiento la locura fue tal, que consiguió más de 400.000 reservas en los primeros 15 días. Y eso a pesar de que no se conocen muchos datos y de que las primeras unidades tardarán  más o menos un año en llegar.

Poco a poco Elon Musk, CEO de Tesla, ha ido desvelando algunos aspectos de su Model 3 a través de sus redes sociales. Hace poco surgió una conversación en Twitter en la que un usuario le preguntaba al directivo por si el Model 3 tendría un velocímetro central. La respuesta fue un “no” tajante y ante la insistencia de dicho usuario diciendo que él personalmente lo prefería, Musk añadió que cuando llegue “no le importará”.

De esta manera se confirmaba lo que ya habíamos podido ver en la presentación del Tesla Model 3. Su habitáculo parece que será uno de los más minimalistas del mercado y toda la información (incluso el velocímetro) se centrará en la gran pantalla de la consola central. La conversación seguía con la posibilidad de incluir un Head-Up Display para solucionar esta cuestión, aunque Elon Musk también negaba la inclusión de este elemento.

Para comprobarlo todavía habrá que esperar unos meses. También para conocer sus especificaciones oficiales, aunque ya se adelanta que tendrá una autonomía de 346 kilómetros y que hará el 0 a 100 km/h en menos de 6 segundos. En todo caso el Model 3 será uno de lo vehículos que marquen tendencia en los próximos años. Uno de los motivos principales es su precio de 35.000 dólares. No es barato, pero lo hacen mucho más asequible que su hermano el Tesla Model S (ver prueba).

Fuente – Electrek

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta