El Toyota i-Road ha sido diseñado para combinar las mejores prestaciones de las motos (maniobrabilidad, ligereza, bajas emisiones de CO2 y bajo consumo de energía) y las de los coches (habitáculo cerrado, seguridad y estabilidad). Por eso recientemente han comenzado las pruebas en las instalaciones que tiene la marca nipona para testar sus coches. La idea es extender estos ensayos a la ciudad francesa de Grenoble ya que Toyota forma parte de un plan que la alcaldía ha inaugurado este mes que consiste en el uso de estos vehículos a semejanza de las bicicletas públicas.

Este concurso permitirá a la compañía japonesa ver como las personas se comportan con este nuevo tipo de vehículos, así como promocionarlo entre el público general. Si las pruebas tienen éxito esto puede desencadenar en la creación de otro segmento enfocado a la movilidad urbana mejorando así la fluidez del tráfico y el problema de espacio en las ciudades.

i roadEl año pasado, Toyota firmó un acuerdo con la alcaldía de Grenoble, la empresa que se encarga de gestionar el “car-sharing” y la compañia eléctrica francesa (EDF) para crear un proyecto de emisiones cero de CO2 con el objetivo de fomentar un mayor uso del transporte público. Nos parece una buena idea sobre todo viendo que hace dos meses, la capital francesa sufrió uno de los peores días en cuanto a contaminación.

Toyota está interesada en participar en dicho proyecto ya que podrá valorar los beneficios de esta nueva modalidad de transporte y entender mejor la necesidad de de estos futuros compradores sin hacer un lanzamiento oficial. La empresa japonesa proveerá a One-Mile Mobility Management System (la responsable de aplicar este nuevo sistema colectivo de transporte) de una centralita que permitirá a los usuarios saber donde están estos vehículos disponibles a través de sus smartphones. Además, la propia compañía podrá comprobar donde se necesitan más i-Road y distribuirlos según las necesidades del momento.

iroadEn cuanto al usuario, éste constatará que la aplicación tiene numerosas ventajas como puede ser ver que calles están atascadas por el trafico y buscar rutas alternativas que le permitan llegar antes a su destino. Todavía no sabemos cuando se lanzará el i-Road pero confiamos en que no tarde más del año que viene. Cada vez más, van surgiendo iniciativas tremendamente interesantes que fomentan el uso del transporte publico o car sharing. Hace 9 meses os comentábamos una brillante idea sobre el posible transporte colectivo del futuro que se está desarrollando en Tel Aviv (Israel).

Fuente: Toyota

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta