El Auto-train es un concepto que explora una nueva forma de desplazamientos y un mejor uso del tiempo durante el viaje entre las grandes ciudades. Según su creador, el diseñador industrial costaricense Marco Gallegos, “es una alternativa a las autopistas saturadas y al uso irresponsable de energía y recursos”.

Su idea aporta un enfoque sostenible para viajar distancias que son demasiado largos para conducir con el coche, pero demasiado cortas como para volar. Podría ser fantástica para reducir la dependencia energética del petróleo en países de tamaño medio, como podría ser España.

El Auto-train garantizaría un trasnporte de larga distancia más rápido y seguro, pero con una mejora muy importante respecto al transporte público convencional: permitiría a los usuarios una enorme flexibilidad y movilidad en el punto de destino.

En la cabeza de su creador, este sistema de transporte estaría completamente automatizado y viajaría a lo largo de las líneas ferroviarias existentes. El usuario no llegaría al centro de las ciudades sino que habría otras estaciones que se colocarían en tramos de vía separadas de las líneas ferroviarias principales,  al lado de la autopista y cerca de áreas densamente pobladas metropolitanas.

Cada tren automático podría llevar un pequeño número de automóviles. La idea es que se pueda combinar y separarse fácilmente de las vías principales, lo que permitiría que funcionase como una especie de “taxi automático” que no necesita parar entre los destinos. De ahí la idea de automatizar su funcionamiento. Esto, además, podría otorgar una mayor densidad de tráfico por las vías y una mayor frecuencia de estos trenes en cada estación, lo que reduciría los tiempos de espera para los usuarios.

Aunque se trata de un concepto que dificilmente se convertirá ni siquiera en prototipo, la idea no está mal para acabar de electrificar el transporte. Reduciría los problemas de autonomía de coches eléctricos, (difícilmente alcanzan hoy más de 160 km sin repostar) y no haría falta tener un segundo coche para realizar viajes largos (problema que eléctricos de autonomía extendida como el Chevrolet Volt, resuelven con un generador de gasolina). En su contra, el alto coste que supondría crear toda la infraestructura necesaria y las vías. Pero como concepto, no está nada mal.

Vía: Yanko Design
Fuente: Gallegos Design


Galería de fotos del Autotrain:

Ver galeria (10 fotos)

1 COMENTARIO

  1. soy un amante de los coches, del humo y la gasolina pero reconozco que es la mejor idea que he leido en muchisimo tiempo. seria el primero en apuntarme. creo que ademas como metodo de enganche rapido se podrian hacer reservas en las estaciones por hora y punto de destino y una vez metido el coche dentro que este vagon se uniese al tren mediante un fuerte electroiman y asi evitar los tiempos de espera en subidas y bajadas de los coches que creo que seria lo que mas tiempo ocuparia.
    Seguid pensando el planeta os necesita. gracias

Deja una respuesta