Una nueva propuesta se ha abordado en Illinois para aumentar los ingresos, se trata de pagar tasas por kilómetro recorrido. El dinero iría destinado al cuidado de las carreteras ya que el presupuesto se ha visto reducido considerablemente debido al descenso en el número de coches que utilizan carburante (o que consumen menos) y por tanto, que pagan las tasas destinadas al mantenimiento y conservación de las carreteras.

Parece que el buen comportamiento de aquellos que deciden rebajar las emisiones de CO2 mediante la compra de vehículos híbridos o eléctricos está saliendo caro al gobierno, por lo que un senador del Estado ha tenido la brillante idea de cobrar las tasas, en lugar de en el carburante, hacerlo por la distancia que cada vehículo recorre. De este modo se incluiría a los conductores que no necesitan gasolina para moverse.

Street_Open_Road_Tolling_Lane

El gasto aproximado por persona sería de 1,5 céntimos de dolar por milla recorrida (algo más de kilómetro y medio). Una distancia que se calcularía mediante dispositivos monitorizados instalados en los vehículos o, en su defecto para los detractores del Gran Hermano en las carreteras, una tasa anual de 405 euros equivalente a 48.000 kilómetros.

Se trata de una cantidad inferior a la que actualmente pagan los consumidores de gasóleo pero que no está concretado si pagarán solo los usuarios del coche eléctrico e híbrido o si lo tendrán que abonar todos. De momento los conductores ecológicos pueden respirar tranquilos porque la ley no estará vigente hasta el año 2025.

Cerca de implantarse en España

La historia del Estado y la recaudación de impuestos es harto conocida. En el caso de España, donde ya se pagan tasas para el mantenimiento de las carreteras, parece que no son suficiente. Hace unos años, en 2011, la DGT proponía implantar una tasa por el uso de las carreteras. Si bien esa propuesta se quedo afortunadamente en la recámara, las comunidades sí que han implantado más peajes y en 2012 veíamos como el gobierno de la Comunidad de Madrid establecía peajes en algunas de sus radiales.

Como veíamos en el caso de Illinoios, parece que el aumento de coches eléctricos en el parque automovilístico está relacionado con el descenso en la recaudación proveniente del impuesto de los combustibles y que va directamente ligado al aumento en el uso de coches eléctricos e híbridos. De momento, con el pequeño porcentaje de coches eléctricos vendidos en nuestro país, un 0,3% en 2015, la tasa por kilómetro recorrido se queda lejos de implantarse en un futuro próximo.

Fuente: Autoblog, El Economista
Imagen: cc Ken Lund

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta