Poner el cuenta kilómetros a 300 km/h ahora es posible pagando tan sólo un peaje de cinco euros. Esto sólo ocurre en Japón, donde el fabricante de neumáticos Toyo Tires ha adquirido un tramo de 14 kilómetros de carretera y ha decidido que cualquiera pueda acceder y poner el vehículo a una velocidad de infarto.

Esta opción es mucho más económica que pagar un circuito la verdad, así que si viajas a Japón y quieres sentir adrenalina en el cuerpo ya sabes cuál es el lugar.

Fue en 2007 el fabricante japonés de neumáticos Toyo Tires compró un tramo de carretera de montaña con un total de 14 kilómetros donde poner a prueba el acelerador y el freno. Dicho tramo se llama Toyo Tyres Turnpike y es una carretera que termina en uno de los parajes más característicos del país nipón, el Monte Fuji.

Toyo Tyres Turnpike

El ser un peaje privado te garantiza no encontrarte con ningún otro vehículo y exprimir el acelerador tanto como lo permita la carretera y tú estés dispuesto a pisar.

En el video que os traemos puede ver que tipo de vehículos acuden a trazar las sinuosas curvas, me recuerda un poco a la escena de la carrera de drifts por el monte en la película Tokio Race. En él verás desde coches de competición como un Lotus John palmer Special MKII de 1978 hasta coches de calle como el Lotus Evora.

Fuente: Frenomotor, YouTube

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta