Hasta ahora, habíamos visto puentes realmente inimaginables, pero nada llegaba al nivel del Eshima Ohashi en Japón. El Eshima Ohashi Bridge es el tercer puente más grande del mundo en su tipo y, es que tiene una pendiente del 6,1% de inclinación. Sin duda, como puedes observar en las fotografías, más que un puente da la sensación de que estamos ante una montaña rusa. El puente tiene una longitud de 1,70 km y una anchura de 11,4 m, con dos carriles de circulación, uno para cada sentido.

Esta elevación se debe a que está diseñado para que las grandes embarcaciones puedan pasar por encima del lago Nakuami. Además, el puente sirve como punto de unión entre las ciudades de Matsue y Sakaiminato. Desconocemos porque los constructores no lo hicieron levadizo.

puente japonPor otro lado, este inusual y curioso puente se ha hecho famoso por aparecer en un spot en televisión del fabricante de automóviles japonés Daihatsu Motor, en el que se prueba la durabilidad de la furgoneta Tanto. Sin lugar a dudas, se trata de un puente no apto si tienes vértigo o para conductores a los que les asusten las pendientes.

Galería de fotos:

Ver galeria (5 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta