El Grupo Jaguar Land Rover está haciendo una gran apuesta por la conducción autónoma. Para ello la empresa ha desarrollado un sistema de comunicación entre el coche y el conductor a través del móvil, que nos recuerda mucho a los juguetes de coche radio control pero que ahora es posible con uno de verdad.

Por ahora es sólo un prototipo, pero la firma británica se ha mostrado muy involucrada en el desarrollo de esta aplicación, que permite desde acelerar, frenar y girar el Range Rover Sport desde el móvil, hasta cambiar el sentido de la marcha en un carril o controlar la suspensión, la inclinación y la posición del vehículo en terrenos resbaladizos.

range_rover_sport2Todo esto con unos límites, como no podía ser de otra manera. Por un lado, el coche no puede circular en este modo a más de 6,5 km/h y el conductor no puede alejarse más de diez metros del coche. Además, es imprescindible tener las llaves del coche, para evitar a los hackers.

Lejos de ser una idea extravagante, lo cierto es que parece una solución interesante para momentos de especial estrés, como sacar un coche de este tipo de un aparcamiento cuando nos dejan casi encerrados. De momento está diseñada para manejarla con las manos, pero en un futuro, dice la compañía, el control se realizará por voz.

range_rover_sport3El dispositivo Multi-Point Turn de Range Rover es el que permite que el coche cambie de sentido solo ya que es capaz de capaz de maniobrar hasta 180 grados de forma autónoma. Para zonas difíciles es una apuesta segura para el conductor ya que el coche puede valorar por sí mismo el espacio disponible entre él y los posibles obstáculos, ya sean vehículo, peatones o cualquier otro objeto.

Se trata, en definitiva, de desarrollar técnicas que conscientemente constituyen un avance para el coche autónomo. Poco a poco los dispositivos de este tipo van permitiendo a los coches realizar tareas si necesidad de que el conductor las supervise en su totalidad. Con su iniciativa, no obstante, Jaguar Land Rover se distancia del resto de apuestas que van más encaminadas a la conducción autónoma por carretera y ciudad. Lo cual es lógico porque se trata de coches que quieren adaptarse a cualquier tipo de terreno.

Una aplicación para James Bond

james_bondLo que ha conseguido con esto Jaguar Land Rover es emular una de las escenas más divertidas de una de las películas de la saga James Bond, El mañana nunca muere. Ahí pudimos ver al famoso espía británico, por ese tiempo interpretado por Pierce Brosnan, conduciendo el coche a través de su teléfono móvil sentado en el asiento trasero.

Mira el video que ha presentado la compañía para presentar sus avances en el campo de la conducción autónoma.

Fuente: Land Rover

1 COMENTARIO

Deja una respuesta